Ejemplos de custodia compartida

Tipos de custodia compartida, ejemplos:

¿Qué tipos o modalidades de custodia compartida existe en España de cara a la regulación paternofilial de los hijos comunes en los casos de cesación de la relación sentimental de los progenitores?. La guarda y custodia compartida es preferente por criterio jurisprudencial desde 2013 y supone que los niños están en periodos iguales o cuanto menos similares y alternos con cada uno de los progenitores. Existen muchas modalidades debiendo de distinguir en primer lugar dos tipos de regulación:

  • La primera aquella en la que los hijos residen de manera permanente en el mismo domicilio familiar y son los padres los que entran y salen alternativamente de la misma en los momentos en los que les corresponde el periodo de cuidado y compañía del menor. Tiene la gran ventaja de que el hijo no se desplaza por lo que cuenta con estabilidad domiciliaria, tiene la misma cama, armario, comodidades, juguetes, cepillo de dientes… todo, desde lo principal a lo meramente accesorio. La crítica de este sistema es que los padres sacrifican su calidad de vida al tener una duplicidad de vida, un periodo con el hijo y otro periodo sin él en el que tendrá que cubrir por su cuenta su solución habitacional, o lo que es lo mismo, vivir en otro sitio; también existe mucha reticencia de cara a la capacidad de rehacer cada uno de los progenitores su vida, pues el hecho de que resida cada vez en un lugar no aporta estabilidad, pueden existir problemas derivados de la convivencia en la misma casa aunque sea en periodos diferentes de tiempo.
  • La segunda aquella en la que cada progenitor reside en una vivienda independiente, y es el niño el que se traslada de una vivienda a otra en función de con qué progenitor le corresponde cada periodo de ejercicio de guarda y custodia. Es la mas frecuente y es aquella que se adapta mejor a la situación de padres separados pues supone que el hijo estará en compañía de cada progenitor en el domicilio de este en el que se desarrollarán las relaciones y vínculos familiares y personales de una manera mas natural, por ejemplo, de cara a la visita de amistades, convivencia con familiares, nuevas parejas… etc. La desventaja principal desde nuestro punto de vista se resumen muy gráficamente en la frase de “niños maleta”, criticando que son niños que no llegan a sentir que tienen un lugar de residencia estable y que van y vienen literalmente como una maleta.

Recomendación y consejo de abogados para custodia compartida:

Consejos para regular una custodia compartida positiva para los hijos
Recomendaciones custodia compartida

Se suelen establecer custodias compartidas en periodo semanal por adaptarlo a la vida de los hijos (semanal en su guardería, colegio o instituto) pudiendo reconocer el derecho de uno o dos días intersemanales (tardes) en favor del progenitor al que en cada periodo no le toque el ejercicio de la custodia. También es posible dos semanas, quince días, meses, dos meses, años… pero se considera desde nuestro punto de vista y en términos generales un periodo demasiado largo; al igual que ocurre en custodia de alternancia diaria en la que el periodo es demasiado corto y tiende a la inestabilidad. Se suele realizar el intercambio los domingos por la tarde (20 ó 21 horas) en el domicilio del progenitor que finaliza su periodo, o el viernes o lunes a la terminación de la jornada lectiva.

El tipo de custodia compartida que mas recomienda nuestro despacho es la semanal con alternancia los viernes, de manera que el progenitor que termina el perdido entrega al hijo en el centro escolar al comienzo de la jornada y lo recoge el otro progenitor que comienza periodo a la terminación del a jornada lectiva (para el caso de que no se trate de día lectivo, el día anterior lectivo, jueves, miércoles… etc) pues existe una predisposición de los niños de asociar el fin de semana como algo positivo (termina la semana escolar madrugando, clases, exámenes.. etc) que se asocia con el cambio de progenitor lo que está demostrado que produce un efecto beneficioso para la adaptación del niño a cada cambio de cuidado y compañía paterna o materna. Llega el fin de semana con ganas de ver a su padre o su madre y hacer algún plan, jugar, descansar… etc.

Lo mas importante de la custodia compartida:

Lo mas importante es ser capaces de poner una solución legal que regule y proteja la vida de los hijos en los casos en los que sus progenitores deciden dejar su relación sentimental, pero asumen las responsabilidades derivadas de la paternidad o maternidad. La aplicación de la regulación establecida en el convenio regulador en proceso de divorcio amistoso de mutuo acuerdo al igual que la sentencia resultante del proceso contencioso es supletorio del acuerdo de los padres que es la prioridad y preferencia. Por ello en primer lugar prima el acuerdo de los padres, y sólo en defecto de este se aplicará la regulación aplicable. Si no fuera así, cada vez que se modificará la regulación existente se estaría incumpliendo y sería susceptible de reclamación y ejecución judicial. Es por ello que se busca la modulación y adaptación a las circunstancias pues ninguna regulación puede contener todas las posibilidades y necesidades de la vida real. La regulación marca pautas generales y lo mejor sería que existieran para caso de discrepancia pero que como normal general no se cumpla sino que predomine el acuerdo de los padres que en cada momento busquen lo que consideran que es mejor para los niños.

Acuerdos y entendimientos extrajudiciales:

Padre y madre cuidando por igual al hijo, tipos y ejemplos
Custodia compartida

Realmente mas importante que el tipo concreto de custodia que se establezca (custodia compartida al igual que cabria establecer custodia materna o paterna) es cómo se ejerza esa custodia, pues en muchos casos los padre se centran mucho en disputar y regular hasta el más último detalle de la regulación sin dedicar la misma importancia a lo que es mas importante, que el día a día de los niños sea lo mejor posible adaptando las posibilidades familiares a las necesidades de los hijos. La custodia compartida es la mejor opción para los casos en los que ambos padres quieren y pueden seguir cuidando, queriendo e implicándose en la vida de los hijos por igual dejando a un lado sus diferencias, pues de lo contrario, en cada pequeño escollo o decisión a tomar de la vida del niño se podrá producir un conflicto en el contexto de una tensión y enfrentamiento que no sólo perjudicará a los padres sino sobre todo y de manera especialmente injusta a los niños

Enfrentamiento judicial:

No es cuestión de enfrentarse en un Juzagdo por la cantidad de tiempo que cada uno de los padres estará con los hijos, pues no es cuestión de querer mas tiempo sino querer mejor. Por nuestra experiencia en muchos casos en los que se discute en un juicio contencioso el tipo de custodia el resultado de la misma, sea el que sea, será ejercido de una manera mas antinatural y complicada por el conflicto que genera el proceso judicial entre las partes que lejos de mejorar que se pueda cumplir la regulación de una manera amistosa. Ello hace que los problemas de comunicación e intransigencia de la partes dificulten que la vida familiar posterior se pueda desarrollar positivamente produciéndose a lo largo del tiempo mas procesos judiciales innecesarios derivados de la incapacidad de las partes de ponerse en el lugar del otro y ceder por los hijos. De hecho se produce en estos casos una situación muy compleja, pues al no valorar la otra parte cuando nosotros cedemos nos hace que mostremos la misma actitud y ellos como se suele decir es “la pescadilla que se muerde la cola” y la relación va de mal en peor. Para evitarlo se deben de tomar pautas familiares correctas y si es necesario recibir ayuda de mediación profesional.

2 thoughts on “Ejemplos de custodia compartida

  1. Hola, yo tengo una duda con respecto a los abuelos paternos de mi hijo, hace 4 meses mi pareja entonces y yo fuimos con el niño de 12 meses a visitarles ellos viven a 4horas de nuestra residencia, estando alli mi pareja y yo discutimos, bueno, en realidad el padre de mi hijo empezo a gritarme y a insultarme por encender la luz a las 7am porque el niño se habia despertado.. lo que provocó que yo hiciese las maletas y me dispusiese a irme pero el llamó corriendo a su madre y la reacción de esta fue cerrar la puerta con llave y decir que yo de alli no me iba, siempre tuvieron problemas conmigo desde que tuve al bebe, no me respetaron ni a mi ni al niño ni horarios, ni sueño, ni mi manera de criar, ese día me dijo que me tranquilizase y que dejase al niño y me fuese yo si quería, así que ante su negativa de abrirme la puerta llame a la guardia civil, despues de eso, yo me fui con unos familiares , a mi ex pareja que tampoco me abrió la puerta le dije que quería separarme y pasadas 2 semanas aproximadamente volvi a hablar con el padre de mi hijo y acordamos sin que hubiese nada firmado que por el bien del niño nos quedabamos en la misma casa puesto que yo no estoy trabajando para encargarme del niño y mantendriamos una relación cordial compartiendo piso y gastos y así poder disfrutar del niño los 2, ahora viene mi duda, el padre de mi hijo puesto que el niño es aun lactante y duerme conmigo me propone viajar a visitar a los abuelos a su casa y que yo me quede en casa de unos amigos..yo me niego porque solo pensar en ir a ese sitio me da ansiedad, yo no me niego a que vean al niño pero prefiero que se transladen ellos ya que tienen otro hijo residiendo aqui, mi pareja no cede y esta dispuesto a irse y volver en el mismo dia con el niño ( palizon para el niño) con tal de que sus padres no se muevan y todo por cabezoneria, porque su padre es muy raro y no le gusta estar fuera de su casa, que puedo hacer para evitar esto y que sean ellos los que vengan? Puedo negarme a que se lleve al niño un dia entero? Tiene 15 meses ahora y nunca ha pasado tanto tiempo sin estar conmigo, prefiero que sea gradual y no forzosamente por capricho de sus abuelos de no moverse.

    1. Buenos días:

      Ambos son padres y ambos tienen los mismo derechos respecto del niño. Al igual que usted quiere que el niño no realice la visita el padre sí, por el motivo que sea en ambos casos, y ambos tienen derecho a realizarlo aunque el otro no esté de acuerdo. Aquí entra en juego una situación de enfrentamiento que como dice es negativa para el niño más aún si se empiezan a hacer las cosas por cabezonería utilizando al niño. No puede impedirlo legalmente. En la vida real podría coger al niño e impedir que ese día concreto se lo lleve, pero en definitiva el enfrentamiento aumentaría y en otra ocasión trataría a de llevárselo y probablemente lo conseguiría. Lo mejor es tratar de buscar un entendimiento y de lo contrario interponer la demanda de divorcio o guarda y custodia con medidas provisionales para que se establezca regulación lo antes posible. En muchos casos psicológicamente cuanto mas sabe la otra parte que a usted le hace daño que se lleve al niño mas se lo querrá llevar. Realmente por realizar un viaje de un día el niño aunque sea una paliza no debería sufrir ningún tipo de perjuicio por lo que conviene aguantar en aras de mantener una relación cordial con el otro progenitor e intentar llegar a un acuerdo, y reiteramos, de no ser posible interponer una demanda contenciosa lo antes posible. La convivencia suele llevar a un contencioso mas tarde pero con mas enfrentamiento. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *