Divorcios y coronavirus en España

Divorcios y Coronavirus

¿Cómo afecta el Coronavirus en materia de divorcios y derecho de familia?

¿Cuáles son sus efectos y consecuencias?

En esta publicación trataremos de analizar de una manera clara y desde el punto de vista práctico la situación actual del estado de alarma por el COVID 19 en familias casadas, separadas, divorciadas o en trámite de separación divorcio.

Derecho de visitas de los hijos comunes menores de edad:

Se están lanzando dispares aplicaciones del decreto de estado de alarma respecto de si se suspende, o no, el derecho de visitas durante el periodo de cuarentena.

De hecho hay Juzgados de Primera Instancia que están resolviendo de manera totalmente diferente lo que está generando gran confusión y desconcierto entre las familias separadas en España.

La gran pregunta en muchas familias divoricadas y separadas es, ¿tengo que aplicar la sentencia o no?

Pues bien, aclaramos que en ningún caso se debe de aplicar la sentencia en primer término pues en primer lugar siempre prevalece el acuerdo de los progenitores en atención a las necesidades de los hijos, las posibilidades familiares y las circunstancias en cada momento y situación. En este caso con una pandemia mundial y la declaración del estado de alarma, evidentemente antes de aplicar una sentencia que no contempla dicha situación, debemos de aplicar el sentido común y lo que en cada familia se considere la mejor opción, caso por caso.

En circunstancias normales al igual que en las actuales extraordinarias, en ningún caso la primera opción es aplicar el convenio sino el acuerdo amistoso y consensuado de los progenitores.

No por hacer algo diferente a lo que establezca la sentencia se está haciendo algo malo sino todo lo contrario.

Lo que se debe de evitar es que las dudas acaben en conflicto y que se tenga que acudir a la vía judicial, es la peor de las opciones.

Se está diciendo públicamente que los Juzgados valorarán la situación en cada caso sin dar una solución unificada pues pocos nos atrevemos a dar unas pautas claras: Se debe de suspender el régimen de visitas.

Excepciones derecho de visitas de familias separadas con niños:

Como norma general se debe de suspender el derecho de visitas de los niños y por tanto no aplicar el convenio regulador o sentencia de divorcio, separación o guarda y custodia.

Debemos de utilizar el sentido común y buscar la solución que mejor se adapte a estas complicadas circunstancias buscando como prioridad lo que sea mejor para nuestros hijos.

No es el momento de discutir pues empeoraremos aún más esta difícil situación pudiendo provocar que este confinamiento impuesto a todas las familias sea aún menos llevadero.

Se podrá realizar alternancia de progenitores en todos aquellos casos en los que exista una causa justificada. ¿Cuáles son esas  causas justificadas?

Cuando sea lo mejor para nuestro hijo:

Aquellos casos en los que en el domicilio en el que está pasando nuestro hijo lo cuarentena del Coronavirus haya una persona infectada por el virus, cuando haya una persona con síntomas de infección o cuando alguna de las personas con las que se conviva sea población de riesgo de contagio como por ejemplo personal sanitario, policías, personas de transporte público, supermercados, farmacias… etc.

Cuando sea lo mejor para una persona de especial vulnerabilidad:

Aquellos casos en los el bien jurídico que haya que proteger con preferencia sea la salud de otro miembro de la familia que esté en ese mismo domicilio por su avanzada edad o patologías y enfermedades crónicas. Evidentemente deberemos de aislar a esa persona en todo lo posible trasladándose de ese domicilio niños y adultas que puedan pasar este periodo de cuarentena en otro inmueble y así reducir el riesgo de contagio a esa persona especialmente vulnerable al COVID19.

Cuando el progenitor que este con el menor no pueda atenderle correctamente:

Aquellos casos en los que el progenitor o familiar que se encuentre cuidando y atendiendo al menor no pueda hacerlo adecuadamente y evidentemente supondrá que el otro progenitor se haga cargo del mismo analizando la situación para ofrecer al menor la mejor opción posible. Puede ser por motivos laborales, por imprevistos y situaciones sobrevenidas, por enfermedad de Coronavirus o cualquier otra, por tener que atender a otro familiar o allegado.. etc.

¿Cómo realizar el intercambio de ser necesario?.

Con sentido común, debiendo de primar la duración de cada periodo respecto de la alternancia.

Dicho de otra manera, hay que hacer los mínimos cambios posibles y alargarlos en el tiempo el máximo tiempo hasta que pase la cuarentena del estado de alarma.

Cada cambio debe de tener la vocación de mantenerse hasta el final del confinamiento domiciliario.

Lo peor que podemos hacer es muchos cambios en poco tiempo. Si concurriendo algún caso justificado es preciso realizar el cambio de progenitor debemos de ser conscientes de que se cambia de progenitor, de vivienda y de personas que convivan en el mismo inmueble.

En cada cambio hay un riesgo de infección para el niño y para el progenitor y familiares que comienza ese nuevo periodo. Pero lo que es peor, si el progenitor que recoge al niño durante la cuarentena lo devuelve de nuevo por ejemplo en un fin de semana, además, estamos empeorando la situación con riesgo de contagio para el progenitor y sus familiares que estaban inicialmente con el menor.

¿Puedo reclamar judicialmente el incumplimiento de derecho de visitas?

Ayer día 20 de marzo de 2020 el Consejo General del Poder Judicial comunico que las cuestiones derivadas de posibles problemas con las vivistas de los menores si podrán ser objeto de proceso judicial. En el decreto de alarma y conforme explicaciones del mismo del Ministerio de Justicia sólo se indicaba que se podrían resolver medidas urgentes por la vía del artículo 158 del Código Civil, a pesar de ello recalcar y aclarar que si existe un problema entre los progenitores por cual de ellos debe de estar con el menor sí va a poder instar proceso judicial al respecto.

De hecho el turno de oficio de los Colegios de Abogados y Procuradores según se han manifestado al respecto, van a seguir dado servicio con las adecuadas precauciones y siguiendo las recomendaciones sanitarias.

¿Ganaria o perderia el juicio?

Perderían ambos progenitores su tiempo pues salvo que se pueda acreditar la concurrencia de mala fe por parte de alguno de los progenitores no existirá condena ni sanción para ninguno de ellos. De hecho la saturación y lentitud del sistema haría que ese juicio se celebrara normalmente pasado este periodo, momento en el que deja de tener sentido ya que no nos pueden devolver el tiempo que hemos dejado de pasar con nuestro hijo.

No es el momento de exigir ni reclamar derechos sino el de cumplir con la obligación del estado de alarma.

El derecho de los padres y madres respecto de los hijos es muy importante, pero más importante aún es proteger a los niños, familias y sociedad en general.

La mayoría de la población está siendo cívica en España y debemos de ser lo más responsables y rigurosos posibles para el cumplimiento de las medidas de confinamiento pues de no ser así se encrudecerá el drama que estamos viviendo: Muertes, saturación sanitaria, pérdida de empleo y crisis económica.

Por ejemplo, en verano cada progenitor en familias separadas está con el hijo ininterrumpidamente durante 15 días o incluso 1 mes en algunos casos. No es una situación nueva por lo que no debe de haber alarma social derivada de que un niño no esté en esta cuarentena con su madre o padre.

Se trata de confinamiento domiciliario a ser posible en una sola casa y con unas mismas personas.

Irresponsabilidad de visitas de hijos durante el Coronavirus:

El 46% de los niños tienen padres separados. Si el confinamiento domiciliario derivado del estado de alarma los niños lo pasan “de casa en casa” no estamos haciendo eficaz la cuarentena, estamos hablando de miles de niños que volverán a las clases y de no controlar la pandemia en España se contagiaran más hijos, padres, profesores llegando a toda la sociedad en general. En caso todas las familias hay algún hijo, sobrino, nieto… etc y además tienen mayor carga viral lo que dentro de esta enfermedad que puede ser asintomática supondrá un gran riesgo de propagación innecesario.

Las personas y profesionales que están mostrando una postura favorable a la continuidad de visitas están realizando, dicho con el debido respeto, un auténtico acto de irresponsabilidad.

Se está hablando que en los puntos de encuentro se debe de tratar de continuar con su trabajo, pero son casos muy limitados y concretos que afortunadamente no son la mayoría. Debemos de reducir al máximo el riesgo de contagio pues ya habrá tiempo después de compensar aquellos momentos en los que un niños estén con su madre y con su padre.

No es el momento de enfrentarnos ni mucho menos de sacar los trapos sucios y todo el drama de los adultos en los niños.

Tenemos una oportunidad de ser solidarios con la sociedad en general por el bien común. Están las redes sociales llenas de mensajes positivos que nos ayudan a superar juntos está delicada situación.

Si tenemos solidaridad y responsabilidad por la sociedad en general, ¿cómo no vamos a ser generosos con el padre o madre de nuestro hijo?, es el momento de dejar a un lado lo que nos separa y demostrar a nuestros hijos que les queremos y son nuestra prioridad y les anteponemos ante cualquier problema o conflicto.

Tenemos medios digitales que nos pueden hacer más llevadero este confinamiento a los niños pues solo se nos esta pidiendo quedarnos en casa, es un muy modesto y humilde hecho heroico por el bien de común.

Efectos y consecuencias en las familias separadas y divorciadas del Covid 19 en España
Divorcios y Coronavirus

Matrimonios que quieran divoricarse o separarse:

Si están pensando en tramitar un divorcio express o separación matrimonial deben de tener en cuenta que los Juzgados para ese tipo de cuestiones durante el estado de alarma no atenderán su petición.

Una vez que se vuelva a la normalidad si se seguirán gestionando los procedimientos de separación o divorcio, pero debemos de ser conscientes del retraso y saturación judicial que este periodo de parón de la mayoría de las cuestiones judiciales provoca.

Se han suspendido juicios ya señalados de divorcio o separación que deberán de volver a señalarse.

Se están dejando de dar nuevos señalamientos.

No se están dado tampoco fechas para ratificación de convenios reguladores de mutuo acuerdo.

Por tanto y en resumen, hasta que se alcen las medidas de suspensión del funcionamiento de los Juzgados no es posible la tramitación de su divorcio, pero en cuanto se vuelva a la normalidad se podrán presentar pero estas tendrán un retraso considerable.

Si normalmente un divorcio de mutuo acuerdo suele tardar 2 ó 3 meses, previsiblemente es que se resuelva en al menos 4 meses.

Si normalmente la tramitación completa de un divorcio contencioso se suele resolver en 6 meses, las demandas que se presenten después del parón por la cuarentena previsiblemente se resuelvan en un periodo de 9 meses a un año.

Todo es ostentativo pues depende de cómo se continúe la gestión de está situación que además después en cada Juzgado se gestionara de una manera diferente lo que repercutirá de manera diferente en plazos.

Divorcio o separación ante Notario:

Los matrimonios que no tengan hijos menores de edad ni incapacitados tienen dos posibilidades de tramitación de procesos de divorcio y separación.  Vía judicial y vía notarial.

Pueden optar por la vía judicial tradicional que como ya hemos dicho va a estar saturada hasta que se vuelva a volver a la normalidad lo que desde nuestro despacho calculamos que no ocurrirá hasta pasado 2020. Ya que la repercusión de este parón empeora aún más la saturación que ya venían arrastrando los Juzgados.

En el Notario se pueden tramitar divorcios sin hijos menores ni incapacitados, sea de mutuo acuerdo.

En cuanto se suspenda el periodo de cuarentena nuestro despacho volverá a dar el servicio ordinario dentro de las limitaciones y siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Por ello, ahora más que nunca en todos los matrimonios sin niños existe un aliciente más para no entrar en un juicio contencioso, que será aún más lento de lo normal, e incentivar el acuerdo por vía notarial que puede gestionarse y dejarse resuelto de inmediato. Es la vía más fácil, rápida y económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *