DIVORCIOS ROCAMBOLESCOS

DIVORCIOS ROCAMBOLESCOS

 

Las cosas pueden hacerse de una manera sencilla o de una manera complicada, llegando incluso al extremo de lo rocambolesco, de manera que los divorcios no son ajenos a esta dinámica.

Hay veces en las que las propias circunstancias del matrimonio implican que el divorcio sea complejo, y asumiendo la naturaleza intrínsecamente complicada de esos casos no queda más que tratar de solucionarlos de la mejor manera, pero hay otras veces en las que un divorcio aparente o inicialmente sencillo se complica por razones de los más inverosímiles.

Hay personas que no se acuerdan de que están casadas hasta que años después quiere volver a casarse y no puede porque se descubre que estaba casado, personas que por los azares de la vida no saben dónde van a estar en el momento de la firma del divorcio, e incluso ha habido quien se ha dormido el día del juicio, aunque no es menos cierto por difícil que pudiera parecer, pero es que realmente las personas podemos llegar a ser insólitas.

La cuestión es que el divorcio se puede hacer de forma muy sencilla si los cónyuges se ponen de acuerdo, haciéndose, valga la redundancia, el divorcio de mutuo acuerdo, por el que los cónyuges ahorrarán tiempo, dinero, molestias y enfrentamientos.

 

On enero 23rd, 2014, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje