DIVORCIOS RASTREROS

DIVORCIOS RESTREROS:

 

En alguno de los casos los clientes realizan un divorcio de mutuo acuerdo con ciertas desavenías aparentemente superadas con el proceso judicial, cuya base es la separación sentimental de los esposos de modo que puedan realizar vidas separadas sin injerencia del otro.

 

No son poco frecuentes los clientes que con posterioridad a la tramitación legal de su separación matrimonial o divorcio express, pretenden, ya sea de modo consciente y premeditado o por pura inercia y ansia y sed de venganza o puro aburrimiento postmatrimonial, decide realizar una serie de actuaciones tendentes a hacer la vida imposible a su esposo, entorpeciendo todo lo posible su nueva vida, tanto en el plano sentimental para impedir que rehaga su vida amorosa, en el económico exigiendo el abono de cantidades desorbitadas y en muchos casos improcedentes e injustificadas; y sobre todo cualquier modo de perturbar a el cónyuge y su entorno familiar, social y laboral.

 

En resumen, los divorcios rastreros son aquellos en los que alguna de las partes, o incluso los dos, no aceptan la ruptura y se dedican a hacer al otro su vida imposible, o al menos lo más desdichada posible en la medida de sus posibilidades.

 

Lo más grave en estos caos es la utilización de los hijos como medio de actuación o arma arrojadiza para obtener su propia satisfacción personal viendo sufrir y perjudicada la vida del otro cónyuge.

 

DIVORCIOS RASTREROS.

On marzo 6th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje