Ratificación y forma de divorcio de mutuo acuerdo en España

Obligación de ratificación de convenio de divorcio

Obligación de ratificar el convenio regulador de divorcio.

Ratificación y forma de divorcio de mutuo acuerdo en España
Ratificar convenio

El derecho de familia en España es muy sencillo pero cuenta con innumerables especialidades que hace que los cónyuges que acuden a divorciarse puedan equivocarse en alguna de sus ideas si no cuentan con el adecuado asesoramiento.

Una de las grandes dudas de muchas personas radica en el alcance de la obligación de ratificar el convenio regulador de divorcio en el Notario o el Juzgado después de haberlo firmado inicialmente.

Por ello vamos a tratar el tema con la sencillez que nos caracteriza para buscar una publicación entendible pero no por ello dejando flecos sueltos.

El libre consentimiento de los cónyuges.

El proceso de divorcio express requiere el libre consentimiento de ambos cónyuges no sólo en su voluntad de divorciarse sino en la decisión de ratificar un determinado convenio regulador y su contenido literal íntegro.

Se trata de un consentimiento fruto de una decisión firme e inequívoca.

No cabe divorciarse a medias o aceptar un convenio sólo en parte.

O se ratifica un convenio regulador o no se ratifica.

Evidentemente si se ratifica el convenio regulador el matrimonio se divorciara y sino no, no cabe ni divorcio ni separación sin ratificación de convenio.

De igual manera no existe la posibilidad de firmar de manera condicional o con reservas.

Además en el momento de la ratificación el Notario o Letrado de la Administración de Justicia precisamente suele preguntar y enfatizar si los cónyuges acuden libremente sin intimidación ni violencia.

¿Existe el divorcio sin consentimiento de uno de los esposos?.

Sí existe el divorcio sin consentimiento de uno de los cónyuges en el caso del divorcio contencioso.

En este caso el cónyuge demandado no puede oponerse a la petición de divorcio.

Otra cosa es que pueda desarrollarse un juicio para resolver la regulación a establecer en la sentencia de divorcio.

Esto será independiente pues frente a la petición de divorcio contencioso no cabe oposición y por tanto no es necesario el consentimiento de la parte demandada.

¿Puede existir un divorcio sin consentimiento de ninguno de los esposos?.

Un matrimonio no puede divorciarse ni separarse sin la petición de al menos uno de los cónyuges.

No cabe divorcio sin petición de parte pues se trata de un derecho personalismo que cuenta con una especial protección en el ordenamiento jurídico.

Diferencia con la nulidad matrimonial.

En los casos en los que un matrimonio adolezca de uno de los requisitos esenciales necesarios para la validez de un matrimonio será nulo de pleno derecho o anulable en función del caso.

En este caso no es que se suspenda por separación o se disuelva por divorcio el vínculo matrimonial sino que se declara la nulidad del mismo y por tanto que nunca existió realmente.

¿Tengo obligación de ratificar el convenio regulador?.

¿Es obligatorio y necesario ratificar el convenio regulador de divorcio de mutuo acuerdo con mi ex pareja?
¿Debo ratificar divorcio?

En un proceso de familia de mutuo acuerdo en España se mantiene el derecho a decidir la continuidad o terminación anticipada del proceso en cualquier momento.

Para que se pueda perfeccionar el divorcio (al igual que la separación o los procesos de guarda y custodia) se requiere el consentimiento de ambos intervinientes.

Es posible que cualquiera de los cónyuges se eche atrás y no ratifique en sede judicial o notarial la petición de divorcio.

Es legal y no existe ningún tipo de consecuencia jurídica.

En la práctica, lo sucedido podrá utilizarse por cualquiera de las partes en un hipotético proceso de divorcio contencioso para acreditar el acuerdo que existió en el mutuo acuerdo frustrado. No se trata de una prueba determinante pero en algunos casos puede ser muy importante como por ejemplo en procedimientos de familia con hijos menores.

En definitiva no existe obligación de ratificación y de no ratificar o incluso no asistir a la cita de ratificación el proceso se archivará sin declaración de separación ni divorcio ni ningún tipo de consecuencia legal.

Tenemos el derecho a divorciarnos, pero también el de cambiar de opinión y con libertad decidir desistir de la petición de divorcio o del divorcio en los términos planteados.

Ratificación de divorcio judicial:

En la ratificación judicial existe un periodo de entre 1 y 3 meses normalmente entre la fecha de presentación de la demanda y la cita de ratificación por lo que es más frecuente que alguno de los cónyuges se eche para atrás.

Una vez que se presenta la demanda se ha elaborado, firmado y presentado el convenio regulador como documento adjunto.

Toda persona que se divorcia tiene derecho a una copia del convenio firmado y cabe la posibilidad de rectificar posibles errores o cambios por cambio de parecer de los cónyuges, y de hecho cabe la posibilidad de realizados antes de la ratificación.

Si el cambio se pretende realizar después ya habría que iniciar otro segundo procedimiento, en este caso, de modificación de medidas.

Reiteramos que está en su derecho y es una forma de ejercitar su libertad.

En los casos en los que una de las partes está esperando la fecha de ratificación y la otra de repente opta por no firmar es un verdadero despropósito para el cónyuge que sí quiere firmar.

Ratificación de divorcio notarial:

La ratificación notarial es muy distinta, pues a diferencia de lo indicado en la judicial, se perfecciona en un sólo acto.

Directamente se firma en Notaria en presencia y bajo el visto bueno del Notario que de esa manera puede dar fe de la efectiva y auténtica firma del mismo.

En este caso no estaríamos ante la ratificación de un convenio previamente firmado sino acordado.

Cuando se llega a Notaria el convenio está revisado y es el momento de realizar las correcciones que consideren oportunas pues en Notaria los procesos de modificación son más ágiles y eficientes que en un Juzgado.

Si no tienes la suerte de dar con un funcionario con la actitud adecuada pueden suspender la firma, pedir la presentación de nuevo convenio por escrito y firma en otra fecha diferente.

En un Juzgado no existe una única manera de hacer las cosas, sino tantas como funcionarios…. la mayoría acertadas pero también una minoría que entorpece aún más el funcionamiento de la Administración de Justicia.

 

Si te vas a quedar no te quejes y si te vas a quejar no te quedes

Si te vas a quedar no te quejes y si te vas a quejar no te quedes:

Quejarte y quedarte

No se puede querer todo en la vida y debemos de ser congruente con nosotros mismos y generosos con las personas que queremos.

Con la frase que da título a este post se explica aquella situación que se crea en matrimonios con problemas que se quedan «en medio de la puerta» sin salir ni entrar.

Personas que no terminan con la relación pero se quejan incansablemente de ella.

Viven manteniendo y alimentando una malestar matrimonial que no tiene solución ya que no llegan a tomar ninguna decisión.

No son felices en su relación de pareja pero no son valientes como para tomar la decisión de separarse.

Malconviven en una relación que en muchos casos se torna tóxica y que precisamente intoxica sus vidas y las de sus seres queridos.

Para hablar claramente, es una amargura de vida que se mantiene tirando la piedra pero amagando la mano.

Pueden poder verdes como se suele decir a su cónyuge pero en cambio no toman la decisión coherente con dicha decisión que sería divorciarse.

Cortar una relación insana sólo depende de uno mismo:

Por mucho que consideremos que se equivoca nuestra pareja, que nos hace daño o que tiene un comportamiento injusto, siempre y cuando no supere el límite de los derechos básicos de la otra parte, puede comportarse y hacer la vida que considere oportuna.

  • Ser infiel es legal.
  • Ser una persona con hábitos de consumo de tóxicos es legal.
  • Ser un mal educado es legal.
  • Ser un mal ejemplo para los hijos es legal.
  • No existe el abandono de hogar y cada cual puede desarrollar libremente el proyecto de vida que considere con independencia de su estado civil.
  • No tiene más obligaciones en cuanto a sus hábitos y comportamientos una persona casada que otra separada, divorciada o viuda.

Tenemos que tener principios que guíen los pasos de nuestra vida y saber cuando llega el final de una relación y tomar la decisión a tiempo de que se deteriore más.

Es una situación insana el alargamiento de una ruptura matrimonial.

Ninguna persona es perfecta y debemos de aceptarla como es sin pretender cambiarla, pero teniendo en cuenta que nuestra pareja puede seguir siendo exactaente como es o evolucionar de la manera que considere oportuna y no de aquella que nosotros pretendamos.

El principal motivo de rupturas es la asimetria de poder de pareja.

Esto supone que la evolución de cada uno de los miembros de la pareja va descompensando los roles internos de la misma y se producen situaciones de enfrentamiento fruto del desequilibrio evolutivo y adaptativo de la relación sentimental.

Diferencia entre muerte y divorcio de matrimonio

Disolución de matrimonio por fallecimiento

El matrimonio es único para ambos cónyuges de manera que solo puede existir si ambos cónyuges están vivos.

Diferencia entre muerte y divorcio de matrimonio
Fallecimiento constante matrimonio

Por ejemplo, un matrimonio celebrado sin haber disuelto el matrimonio anterior es nulo pues no cabe que una persona esté vinculado a dos matrimonios, sería bigamia.

Es por ello que de igual manera, el fallecimiento de cualquiera de los cónyuges evidentemente disuelve el vínculo matrimonial.

Hasta ahí todo correcto y fácilmente entendible, a pesar de lo cual, una vez muerto cualquiera de lo cónyuges no será susceptible de establecer medidas legales como si ocurre tanto en los procedimientos de separación como divorcio, tanto de mutuo acuerdo como contencioso.

Problemas en casos de reclamaciones:

Todo procedimiento de divorcio o separación incluye las condiciones postmatrimoniales que vincularán a ambos cónyuges en sus relaciones subsiguientes al proceso de separación o divorcio.

  • Si es de mutuo acuerdo tendremos el convenio regulador.
  • Si es contencioso tendremos la sentencia directamente.

En ambos casos no ocurre como en la disolución del matrimonio por fallecimiento en el que no existe ningún tipo de connotación.

En la disolución matrimonial por muerte de alguno de los esposos se aplican las disposiciones legales establecidas al efecto.

Testamento y herencia:

Se aplicaran las disposiciones establecidas en el testamento del fallecido o en su defecto ab intestato según las normas legales establecidas al efecto.

Al cónyuge, hijos y demás herederos le corresponderá la parte de su patrimonio al efecto teniendo en cuanta los derechos del cónyuge viudo o viuda que tiene derechos sólo por el mero hecho de haber fallecido su cónyuge si que medie suspensión por separación o disolución por divorcio.

Paternofilial respecto de los hijos comunes:

Es muy diferente que exista sentencia que regule la patria potestad y guarda y custodia de los hijos comunes y demás cuestiones como régimen de comunicación y visitas y pensión de alimentos, o que no.

En caso de fallecimiento con sentencia y regulación habrá que plantear una modificación de medidas, mientras que en caso de que exista matrimonio pleno (sin separación o divorcio), el otro progenitor mantiene la patria potestad y guarda y custodia exclusiva de los hijos comunes (antes era común indistintamente entre ambos progenitores).

Mis suegros quieren romper mi relación de pareja

Mis suegros me odian y no paro de discutir con ellos:

Discutir con mi pareja por culpa de mis suegros
Discusión por suegros

La familia política juega un papel importante en nuestras vidas, al fin y al cabo son personas que estarán presentes a lo largo de nuestra vida mientras permanezca la unión de pareja.

Puede que al principio no seamos conscientes, pero vamos a tener que relacionarnos con ellos en bastantes situaciones.

Nos encontramos con que cada uno tiene sus costumbres y su forma de ver la vida, y a veces no somos capaces de entender porque son tan diferentes.

Con la familia política puede haber discrepancias y malos entendidos, pero no debemos dejar que eso perjudique nuestra relación, al fin y al cabo nuestra relación es con nuestra pareja.

Si discutes con tus suegros, tu pareja puede intentar mediar para que al menos haya un trato cordial. Es una situación muy incómoda para todos y lo mejor es prevenir esas discusiones o desavenencias.

Como evito que las discusiones influyan en la pareja:

  1. Acepta que tu pareja no puede desentenderse de su familia:

Ellos son parte de ella, y no podemos separarle de su entorno.

Tenemos que entender, que aunque no nos guste, es su familia.

  1. Poner límites:

Debemos dejar bien claro que los problemas de pareja son de pareja, y no deben de meterse.

Para que esto no suceda, lo mejor es no discutir delante de los familiares y arreglar las cosas en casa.

  1. Ser un equipo:

No debemos permitir que nuestros familiares, amigos o quien sea se metan en nuestra relación. Tenemos que mantenernos fuertes en equipo, y no dejar que las opiniones de los demás influyan en nuestra relación.

  1. Ser realistas:

Tampoco esperemos que de la noche a la mañana, nuestra relación con ellos vaya a ser perfecta. Debemos tener paciencia no entrar al trapo.

  1. No critiques a su familia:

Si criticas a su familia, seguramente se sienta herida, tienes que tener en cuenta que aunque te ame a ti también les ama a ellos.

  1. Mantén una actitud abierta y positiva:

No hagas comparaciones entre su familia y la tuya, entiende que son dos familias diferentes y que eso no es malo, al contrario puedes descubrir cosas nuevas que quizás no sabías.

Si la relación con ellos está muy desgastada, quizás sea buen momento tener un detalle con ellos e intentar limar asperezas.

Si ve que es imposible llegar a un entendimiento con su familia política, quizás su pareja deba de intentar mediar con ellos para al menos mantener un trato cordial.

Si aun así usted se encuentra mal y no ve solución al problema, plantéale la separación o el divorcio a su pareja, ya que quieras o no, la familia política forma parte de tu vida mientras continúes con esa persona.

Quizás no saben valorar el tipo de persona que eres, pero estar discutiendo cada vez que os veis, afectará a vuestra relación .

Chantaje de mi ex para impedir divorcio

Mi pareja me chantajea para que no pida el divorcio         

Chantaje de mi pareja para que no me divorcie
El chantaje emocional

El chantaje emocional y la manipulación es algo común en muchas parejas, amistades  e incluso en las relaciones familiares. El objetivo de un chantajista es conseguir manipular a otra persona para transformarla en alguien que satisfaga sus deseos.

A veces, puede ser realizada de forma muy sutil para que la otra persona no sea consciente de que está siendo manipulada. Una persona que recurre al chantaje emocional es alguien inseguro y débil, aunque nos quieran mostrar totalmente lo contrario.

Recurren al chantaje para alcanzar sus objetivos, ya que no se ve capaz de conseguir las cosas de una manera honesta.

No se deje chantajear si usted se quiere divorciar, debe entender que una relación es de dos, y no podemos obligar a nadie a querernos.

Formas de chantaje emocional para evitar separación:

De entre las principales formas de chantaje emocional cabe destacar las siguientes:

  1. Chantaje emocional por presión o amenazas

En chantajes por no divorciarme o separarme
Presión y amenazas

Este tipo de manipulación consiste en ejercer presión sobre la otra persona de manera que su libertad es limitada. Si no hace lo que yo digo me enfado y se lo reprocho. La victima mediante esa manipulación siente miedo. La típica frase “SI haces eso, te dejo” es una frase radical y muestra que si no acatamos la orden tendremos consecuencias.

Tenemos que mantener una actitud clara, para que el chantajista vea que no nos causa miedo. Una amenaza o presión busca generar miedo para que así acabemos obedeciendo las órdenes.

Lo importante es que vea que enfrentamos su amenaza y que no vamos a aceptarlo.

  1. Chantaje emocional que nos hace sentir culpables

El chantaje de pareja haciéndome sentir culpable
Culpabilidad chantajista

Consiste en crear un sentimiento de culpa en la victima, haciéndonos creer que somos una mala persona si no obedecemos. Frases como: “Si haces eso es porque no me quieres”, “Después de todo lo que hice por ti”, “Pensé que eras buena persona”.

Lo que busca con cualquiera de esas frases es que el otro se sienta culpable. De esa manera la victima podría ser manipulada y acabaría cediendo para no sentirse mal.

Tenemos que mantenernos fuertes para que el chantajista vea que no nos sentimos culpables ni malas personas por el incumplimiento de sus caprichos. Hay personas que utilizan frases más extremistas como: “Si me dejas, no quiero vivir más”, ese ejemplo es mucho más delicado, ya que no sentirnos culpables o responsables es difícil.

No obstante, cada uno es libre de vivir su vida como quiera y en libertad, no podemos estar presos de alguien por pena ni por culpa.

  1. Confundir y distorsionar

El chantajista intentara darle la vuelta a la tortilla, para hacernos ver que tiene la razón. Intentará ser nuestra guía, para hacernos creer que necesitamos de sus consejos, siempre actuando de una forma sutil y sabiendo nuestros puntos débiles. Tratará de crear una dependencia para que veamos que siempre tiene la razón y que lo que quiere es ayudarnos.

Tenemos que mantenernos firmes en nuestras opiniones y no dejar que la suya nos influya. Si trata de convencernos diciéndonos que estamos equivocados, podemos expresarle que equivocarse es de humanos.

  1. Promesas positivas y regalos

Este tipo de chantaje es muy típico, la finalidad es siempre la misma. Pretenden hacernos sentir premiados siempre y cuando hagamos caso a las órdenes. Suele ser un chantaje al que recurren los padres con sus hijos, pero en este caso sería constructivo ya que es por el bien del niño para que pueda aprender.

Pero en el caso de las parejas pueden hacerle el chantaje mediante el tema económico, ofreciéndole cosas que quizás la otra persona no podría conseguir por sí misma.

Tenemos que tener en cuenta, que las buenas acciones no se deben echar en cara una vez que termina la relación. Lo mejor es mantener una igualdad dentro de la pareja, para que estos reproches no lleguen.

Señales para reconocer un chantajista:                         

  • Hablar con ellos puede resultar estresante. No aceptan opiniones diferentes y van cambiando la estrategia para que finalmente acabes siendo manipulado.
  • Las sensaciones son más fuertes que la razón. Tenemos que ser conscientes de que si nos mantenemos al lado de una persona chantajista, es común sentirnos indecisos, incómodos, frustrados, con malestar….Podemos percibir que algo no va bien pero los chantajes y el miedo pueden acabar haciendo que nos sintamos incapaces de tomar decisiones.
  • Nos hacen ver que tienen una vida idílica. Nos hacen ver que todo en su vida es perfecto, para que les veamos como una persona de referencia. Por eso las personas con una baja autoestima son más susceptibles de caer en los engaños de los manipuladores.
  • Quieren ser los que tengan siempre la razón. Son poco flexibles y no escuchan las opiniones diferentes, de hecho, hasta les molesta que expongas tu opinión. Nos harán creer que somos ignorantes y que no sabemos de lo que hablamos.
  • No les gusta recibir consejos. Como consideran que son dueños de la verdad, cualquier consejo o opinión contraria a sus pensamientos le hará enfurecer. Pues para ellos solo hay una verdad y es la suya. Los consejos los perciben como un insulto a su inteligencia.
  • Cambios bruscos de humor. Tienen constantes cambios de humor, ya que para conseguir ser felices, necesitan manipularnos y cuando lo consiguen están de buen humor y cuando no enfadados. Sus cambios pueden ser muy repentinos.
  • Anular las opiniones del otro. No aceptan otra opinión como válida. La opinión propia de ellos es la verdadera y se vuelven intransigentes.

Habrá que analizar cada caso con mucho detenimiento para poder diferenciar una actitud de chantaje «razonable» de aquella que puede ser susceptible de maltrato intrafamiliar y que en su caso sería susceptible de denuncia. Nuestros abogados son expertos en tramitación de todo tipo de divorcios, consúltenos, intentaremos ayudar como necesita.

Cómo reconocer a una persona manipuladora en pareja
Señales de chantaje

 

Cómo separarse sin sufrir

Separación sin sufrimiento:

Divorciarme sin dolor
Separarse sin sufrir

Nos esforzamos a diario por lograr que todos y cada uno de nuestros clientes sepan cuales son sus derechos y posibilidades de cara a la tramitación de una separación pero sin olvidar cómo se debe de intentar que sea esa separación. Hay veces en las que el procedimiento de divorcio es tan doloroso que hace que no merezca la pena, en el sentido de que si hubieran sabido los cónyuges el sufrimiento que iba a suponer tal vez no se hubiera gestionado de esa manera o en ese momento. La ruptura es una decisión muy complicada y toda la persona que se enfrente a ella debe de ser consciente de las consecuencias.

 

Consecuencias de la separación:

Entre otras consecuencias del divorcio y de la mayoría de las rupturas, tanto en el ámbito jurídico como en el estrictamente personal, podemos destacar las siguientes:

  • Pérdida de estabilidad:

Es posible que durante la convivencia nos parezca que nuestra pareja nos aporta inestabilidad. Pero a pesar de ello, también toda pareja nos aporta cierta estabilidad por habernos acostumbrado a ciertos hábitos de vida que se pierden evidentemente con la ruptura.

  • Sentimiento de soledad:

Las personas tenemos la gran necesidad de relacionarnos. Cuando estamos en pareja, aunque existan problemas y dificultades, nos sentimos acompañados. Nos acostumbramos a la rutina de la relación de pareja y es inevitablemente que  después de la ruptura se pase por una primera fase de soledad.

  • Miedo a lo desconocido:

Es muy fácil reconocer aquello que no queremos para nuestra vida aunque en ocasiones cueste dar el paso. A pesar de ello, todo cambio crea una sensación de incertidumbre por el temor de aquello que desconocemos. Miedo a la vida que tendremos sin nuestra pareja, a no poder desarrollar la vida que queremos, miedo a equivocarnos, a no poder rehacer nuestra vida… etc.

  • Perdida de calidad de vida:

Lo aceptemos abiertamente, o no, la cuestión económica es muy importante tanto en la esfera individual como de pareja, pues ello condiciona el resto de ámbitos de nuestra vida. Normalmente, salvo parejas descompensadas o con aportaciones desproporcionales o injustas en lo económico, la vida individual supondrá una merma de la calidad de vida de ambos que no podrán mantener por si mismo las comodidades o ritmos de vida que ostentaban juntos.

  • Desvinculación social:

Normalmente las relaciones de pareja conllevan que muchas relaciones sean comunes y en entorno social se conciba como común y conjunto. En muchos casos con la ruptura algunas relaciones se deterioran ya sea por posicionamiento en favor o contra de alguno de los novios o cónyuges o por dejar de tener la misma conexión y empatia.

Divorcio destructivo y constructivo:

Evitar divorcios destructivos que añaden daño al drama de la ruptura
Divorcio constructivo

El matrimonio y el divorcio es cosa de dos. Cada uno de los miembros del matrimonio podrán controlar una parte de la ruptura, pero la otra dependerá inevitablemente de la otra parte.

Cuando las relaciones comienzan hay una tendencia natural a ensalzar las cualidades de nuestra pareja. Todo es nuevo y deseamos compartir nuestra vida en pareja. Con el tiempo muchas relaciones se van desgastando y es en ese momento en el que los cónyuges de un matrimonio tienen que ser maduros y respetuosos, y cunado hay problemas afrontarlos.

Muchas personas nos quieren de una manera radicalmente diferente en función de si estamos juntos o queremos separarnos. Como se suele decir, del amor al odio hay una linea muy fina y de la relación sana constructiva a una destructiva se puede pasar sin darnos cuenta. En ocasiones no nos damos cuenta durante la relación de pareja de ciertas formas de relacionarnos tóxicas que nos van minando poco a poco, y también reacciones nuestras que tal vez no controlamos y no son realmente tal y como las percibimos.

Lo mejor es luchar por el matrimonio y dar oportunidades a nuestra pareja, y cuando no es posible mantenerla saber dejarlo a tiempo antes de que la relación se torne verdaderamente destructiva. Es recomendable acudir a terapia psicológica que nos ayude a solucionar los problemas de pareja o terminarla y rehacer correctamente nuestro vida sin nuestra pareja.

Separarse sin sufrir en muchos casos es imposible, pero al menos se debe de tratar de reducir el sufrimiento tanto para nosotros como para nuestra pareja.

Divorcio y calidad de vida

Quiero divorciarme pero no quiero perder la calidad de vida que tengo.

Cuando se inicia un matrimonio, se inicia un vínculo económico que con la separación desaparece. Debemos ser conscientes de ello, y valorar qué es lo que realmente queremos y si estamos dispuestos a perder esa calidad de vida que nos da nuestra pareja o ser fiel a nuestros sentimientos.

Puede que nuestra pareja nos proporcione una calidad de vida que de estar solteros no podríamos mantener, pero cuando la relación no funciona, todo eso  queda en segundo plano, al fin y al cabo ser feliz no tiene precio.

Es cierto que tener una vida llena de caprichos y lujos puede resultar atractiva, pero mantenerte al lado de una persona que no amas, es muy frustrante. Para que una relación sea sana y fructífera, lo ideal es que ambos sean independientes económicamente.  Las personas que son dependientes económicamente de sus parejas, pueden llegar a sentirse anuladas e incluso que no aportan nada a la persona que está a su lado, limitando muchos aspectos de su vida.

Por el contrario, la persona con más poder adquisitivo, puede ejercer un control financiero sobre su pareja y sentirse con derechos por ser quien sustenta ese nivel de vida. Llegados a este punto, es normal sentir miedo a perderlo todo y no ser capaces de buscarse la vida por uno mismo, pero todos somos capaces de tener independencia económica, solo necesitamos ser valientes y buscar los medios que nos permitan esa independencia.

Qué hacer si con el divorcio pierdo lo que tanto me ha costado conseguir
Divorcio y calidad de vida

Además de tener libertad y contribuir con los gastos familiares, nos sentiremos libres al no tener la necesidad de pedir dinero para cualquier capricho o gasto individual que nos apetezca. Si tienes dudas sobre seguir con esa relación o dejarlo, valora si tu felicidad se basa en lo material y piensa que si eres capaz de sustentarte por ti mismo, como muchas otras personas. Nos queda claro que el dinero no da la felicidad, la independencia económica evitará discusiones innecesarias y ayudará a que cada uno tenga la confianza suficiente para poder ser uno mismo en la relación.

Dependencia económica con mi pareja.

Cada matrimonio y familia tiene un proyecto económico y problema es cuando este deja de ser justo. Las prioridades y objetivos e individuales deben de ser mínimamente homogéneos y coherentes. Si sentimos dependencia económica debemos de plantearnos si dicha dependencia es adecuada o no y si la queremos o no, pues en ocasiones nosotros mismos nos hemos posicionado y acomodado a ella.

Dependiendo de la situación habrá que valorar jurídicamente los derechos y obligaciones de las partes y en su caso si puede proceder una pensión compensatoria entre cónyuges, en el sentido de que tenga que pagarle una cantidad de dinero una de las partes a la otra por entender que concurre un desequilibrio económico. No cualquier desequilibrio económico es susceptible de establecer pensión compensatoria, y es ahí donde se debe de estudiar caso por caso pues no existen tablas al respecto, y depende de múltiples factores. Las consultas en nuestro bufete son gratuitas para precisamente permitir que toda persona que se esté planteando la ruptura sepa a qué se puede atener conforme sus circunstancias familiares, se tiene en cuanta:

  • Diferencia de ingresos.
  • Años de matrimonio.
  • Edad de los cónyuges.
  • Dedicación a la familia.
  • Vínculos existentes.
  • Formación y posibilidades de obtener ingresos por si mismo.
  • Estado de saludo.
  • Gastos y cargas y demás circunstancias matrimoniales y de cada uno de los esposos.
Depender de mi marido o mujer para no perder poder adquisitivo
Dependencia económica de mi cónyuge

Debemos de partir de la base, y aceptar, que todo divorcio supondrá una pérdida de calidad de vida y ambos deberán de «apretarse el cinturón» pues de manera individual dejarán de tener los ingresos o prestaciones personales que realiza nuestro cónyuge. Tenemos que quiere o dejar de querer a nuestra pareja con todo lo bueno y malo que nos aporta pues se tratar de una relación de confianza global, o le queremos y compartimos lo positivo y negativo de la vida de ambos, o no le queremos y dejamos de tener las limitaciones de lo que nos perjudicaba y los beneficios de lo que nos favorecía.

 

Mi pareja me controla⚖

Pareja controladora, me manipula y me hace sentir incómodo, ¿qué hago?

Mi pareja me quiere controlar y dominar y no se qué hacer
Pareja controladora

Si tu pareja actúa de una forma controladora y manipuladora, debemos acabar con esta situación. Esta forma de actuar puede generarnos un estado de agobio y estrés continuo. Hay parejas que son dominantes y se creen con el derecho de poder controlarnos. Pero no nos engañemos, no es normal que nuestra pareja nos controle. Con la táctica que suelen utilizar, tratan de hacernos sentir culpables y ellos quedar como las víctimas. Son personas hábiles que buscan hacernos dudar de nuestras propias capacidades. No nos podemos dejar manipular por una persona que constantemente esta vigilándonos y criticando cualquier acción.

Problema y solución:

Lo primero, tenemos que ser conscientes del problema y si no hay una solución, dejar esa relación destructiva. Nadie mejor que nosotros mismos sabemos lo que nos conviene. Probablemente no nos demos cuenta del poder que tienen en nosotros, por eso os vamos a dejar unas pequeñas pautas para detectar si realmente nos encontramos ante una pareja manipuladora:

Cómo identificar las actitudes manipuladoras:

Son mentirosos y egoístas.

Tienen gran capacidad para mentir. Son capaces de transformar la realidad de una forma en la que ellos siempre salgan beneficiados.  Nos responsabilizan de sus emociones y recurren al chantaje, para hacernos ver que las cosas son como ellos lo ven.

Ocultan cosas.

Pensamientos, emociones, no se dan a conocer realmente. Ellos siempre van a querer saber todo sobre ti, con la finalidad de sacarte las verdades de una manera sutil y saber cómo manipularte.

El halago fácil.

Esta es otra de las claves de manipulación, para ganarse nuestra confianza. Esos halagos nunca serán de una manera desinteresada, manténgase alerta.

Las promesas.

Una de las armas preferidas de los manipuladores. Comienzan prometiéndonos cosas que saben que nos hacen especial ilusión. Con la finalidad de tenernos contentos y enganchados. Ten cuidado con este punto ya que puede salir mal psicológicamente y emocionalmente.

Los favores.

Al principio el manipulador quiere ayudarnos en todo lo posible con la finalidad de hacerse imprescindible. Nos querrá complacer, pero ten mucho cuidado, porque solo es una estrategia.

Victimismo.

Una de las claves más importantes. El mundo está en contra suya y es el culpable de todo lo malo que le pasa. Escudan sus actitudes bajo el victimismo. Mediante la lástima y la culpa intentaran conseguir sus objetivos haciéndonos pensar que somos los demás los que abusamos de él.

Que hace sentirme mal y plantearme el divorcio
Manipulación en pareja

Debemos prestar atención a las señales, sobre todo si estas se repiten, para tener la certeza de que estamos siendo manipulados y poder alejarnos de esa relación tormentosa.

Si leyendo este articulo, te has dado cuenta que están tratando de manipularte, protégete antes de que sea tarde. Mereces ser feliz y vivir una vida tranquila con alguien que tenga plena confianza en ti. Al fin y al cabo, si no hay confianza, no hay amor.