DIVORCIO Y SOSTENIMIENTO DE LAS CARGAS FAMILIARES

DIVORCIO Y SOSTENIMIENTO DE LAS CARGAS FAMILIARES:

 

Una de las obligaciones que existen desde que se contrae matrimonio, durante el mismo y que se mantiene tras el divorcio, es precisamente la de el sostenimiento de las cargas familiares puesto que los cónyuges deben de contribuir al abono de las cargas que se hayan producido durante el matrimonio englobándose en este amplia concepto de  cargas familiares tanto el patrimonio como los descendientes habidos del matrimonio.

 

El artículo 68 del código civil que regula la misma celebración del matrimonio incluye esta obligación y mientras el resto de obligaciones que constituyen la propia celebración del matrimonio como son la de convivir juntos, guardarse finalidad y socorrerse mutuamente terminan con la disolución del mismo, la contribución al levantamiento de las cargas familiares perdurarán en el tiempo hasta la desaparición de dichas obligaciones y cargas.

 

Es un error pensar que con el divorcio se rescinden todas las obligaciones nacidas en conjunto con el otro cónyuge, pues si bien es cierto que el matrimonio finaliza, todos los efectos inherentes al divorcio que por su propia naturaleza y dinamismo jurídico tengan tendencia de perpetuidad o al menos mantenimiento en el tiempo a los efectos de hacer frente a las obligaciones principales contraídas con terceros, tales como la prestación de alimentos a los hijos comunes, la pensión compensatoria del otro cónyuge, el pago de la hipoteca de forma conjunta… etc.

 

DIVORCIO Y SOSTENIMIENTO DE LAS CARGAS FAMILIARES  y de las cargas que se hayan producido durante el matrimonio incluyendo en este amplio concepto de  cargas familiares tanto el patrimonio como los descendientes habidos del matrimonio.

 

 

Dejar mensaje