DIVORCIO Y SINDROME DE DIOGENES

DIVORCIO POR SÍNDROME DE DIÓGENES:

 

Me llamo M, y mi esposa L fue desarrollando el síndrome de Diógenes, y al no saber como actuar, pudo con nuestro matrimonio y provocó el divorcio. Empezó por acumular cualquier cosa “por si acaso se necesitaba”, lo que supuso que nuestro trastero empezó a ser una especie de basurero. Dejaba botellas de plástico llenas de agua de lluvia que acababan cogiendo moho. Además todo tipo de objetos recogidos de la basura como fregonas, sabanas, botes de cualquier cosa aunque ni tan si quiera supiera de que eran.. etc.

 

Cuando no cabía nada más en el trastero comenzó a llenar una habitación que teníamos vacía (supuestamente sería la habitación de nuestro futuro hijo) del mismo modo, y comenzaron a haber olores, cucarachas y bichos de todo tipo. A pesar de que yo se lo decía, ella no razonaba la situación, ya que le parecía normal y necesario.

 

Fuimos a psicólogos, pero a mitad del proceso ella decidió no volver a la consulta, lo que provocó inevitablemente el divorcio. El síndrome de Diógenes es mucho más duro de lo que la gente puede pensar, puesto que intentas ayudar a la otra persona y a la vez entenderla, pero no dejan que se les ayude y piensan que todos están contra ellos, y esa situación a la larga es insostenible.

 

No fui capaz de conseguir que cumpliera con el tratamiento psicológico, y recomiendo a las personas que puedan sufrir alguna situación similar, que controlen y hagan un especial esfuerzo por seguir el tratamiento profesional, puesto que es una enfermedad grave, y no le damos la importancia que se merece.

 

DIVORCIO POR SÍNDROME DE DIÓGENES

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *