DIVORCIO Y PUNTO Y SEGUIDO

DIVORCIO Y PUNTO Y SEGUIDO

 

El divorcio no siempre supone un punto y final entre los cónyuges, de hecho, no es raro que el divorcio no sea más que un punto y aparte y aparte entre ellos.

Es algo que sucede típicamente en los divorcios en los que hay hijos menores comunes, porque los cónyuges, si bien pueden deshacer su vínculo matrimonial, eso no evita que permanezcan entre ellos los vínculos como progenitores, que son incluso mucho más importantes que los vínculos entre los cónyuges, ya estén casados o no.

Efectivamente, los progenitores tienen unas responsabilidades que no pueden desatender, porque están en juego los delicados intereses de unos seres tan delicados como sus hijos e hijas, cuestión esta que normalmente los cónyuges no necesitan que nadie les recuerde, pues lo tienen muy presente, siendo frecuentemente una de las pocas cosas claras que tienen en su divorcio, y principal fuente de motivación para que hacer un esfuerzo en la búsqueda de un acuerdo que salvaguarde ante todo los intereses y necesidades de los menores.

Puede que tras un divorcio muchos cónyuges quisieran no volver a tratar con quien fue su marido o su esposa, pero cuando hay hijos de por medio no pueden poner el punto y final que desearían, sino que deben hacer todo lo posible por mantener unas relaciones que sean como mínimo cordiales y un entendimiento en interés de lo que todavía los une, que es lo más valioso de todo: sus hijos e hijas.

 

On enero 24th, 2014, posted in: divorcioblog by Tags: ,

Dejar mensaje