DIVORCIO Y BUENAS PALABRAS

DIVORCIO Y BUENAS PALABRAS:

Ya desde pequeños se nos dijo que las buenas palabras abrían puertas en la vida, y buena parte de razón había en ese consejo.

Tras décadas de aplicación del divorcio en España algo se ha aprendido, y es que es mejor entenderse que enfrentarse, especialmente recordando lo delicado que es el tema del divorcio. El divorcio siempre es delicado, puesto que en los casos más livianos es como mínimo viene de la sacudida íntima y emocional que representa cualquier ruptura, y que en los casos más graves puede condicionar la vida de muchas personas durante mucho tiempo, la de los propios cónyuges y los hijos menores.

Por tanto es importante hacer las cosas bien, y para ello las buenas palabras favorecen mucho la voluntad de llegar a buenos acuerdos que faciliten la vida de las personas involucradas durante mucho tiempo.

Se sobreentiende que hablamos de buenas palabras sinceras, no como maniobra para hacer un engaño.

Tampoco se trata de ser hipócritas, ni cínicos, porque con ahorrarse las malas palabras que no conducen a nada sino que al contrario distraen de resolver los verdaderos problemas, se da ya un gran avance para resolver el divorcio de la mejor manera posible.

Por último hay que reconocer que hablar de las buenas palabras ajenas es muy fácil, pero cuando alguien se encuentra inmerso en una situación de ruptura puede ser muy difícil, pero al menos alguien tiene que recordarlo.

 

DIVORCIO EXPRESS, SEPARACIÓN MATRIMONIAL Y BUENAS PALABRAS Y PROPÓSITOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *