DIVORCIO, SEPARACION Y EL MIEDO A PERDER

DIVORCIO, SEPARACIÓN Y EL MIEDO A PERDER:

 

El miedo a perder puede interpretarse en dos sentidos en los que respecta a los procesos de divorcio y separación matrimonial, más aún cuando existen hijos o bienes y deudas, pues siempre existe el miedo a lo desconocido y a la incertidumbre de no saber como será nuestra vida sin el otro cónyuge, si será mejor o tal vez no; y a la vez de no tener la garantía de cual será el resultado exacto del proceso de divorcio o separación matrimonial en los casos contenciosos pues sólo se sabrá después de un proceso complejo que finalizará por sentencia.

 

Por ello todo proceso de ruptura supone el miedo a lo que no se conoce, a lo que pueda pasar, pues evidentemente al igual que en su día se contrajo un matrimonio con la idea de que sería de un determinado modo, tal vez ahora cuando se piensa en el divorcio o la separación, tampoco sea la vida como se espera, y pueden entrar las dudas en cuento a la conveniencia o no de tomar una decisión tan difícil que cambia la vida entera de ambos esposos y de todos los que le rodean.

 

Se debe tender a ser valiente, pero no temerario, pues una imprudencia puede echar a perder un matrimonio que merece la pena, por cuestiones que vistas con el paso del tiempo no eran tal y como se percibían. Todos tenemos derecho a equivocarnos, pero en lo que respecta a contraer matrimonio o suspenderlo por separación o disolverlo por divorcio se debe de sopesar la decisión, pues no suele tener vuelta atrás y cambia radicalmente la vida de ambos esposos.

 

Por ello el miedo a perder la relación, e incluso perder el mismo proceso de divorcio o separación es normal, y por ello ante la duda debe de tenderse a mantener el matrimonio y fomentar una comunicación sincera con la otra parte para resolver de ser posible todas y cada una de las dificultades, o en su caso confirmar la insosteniblidad irreparable del matrimonio tratando de llegar a un acuerdo, lo cual siempre planteará dudas y supondrá miedo a perder, pero hay que tomar decisiones a pesar de poder equivocarse para tratar de ser feliz que debe de basar todas y cada una de las decisiones de la vida, y saber perdonar con comprensión mutua y respeto.

On marzo 3rd, 2014, posted in: divorcioblog by Tags: ,

Dejar mensaje