DIVORCIO POR UNA TONTERIA

DIVORCIO POR UNA TONTERIA

 

Divorcios los hay muy diversos, no es ninguna exageración decir que cada divorcio es un mundo en sí mismo, porque, si lo pensamos bien, si ya un solo individuo es un mundo en sí mismo, mucho más lo serán dos individuos, las fuertes relaciones que se establecen entre ellos en el matrimonio y con sus hijos, dando lugar a una verdadera galaxia humana.

Por eso resultan sorprendentes  a veces las fuerzas que entran en juego para que esa galaxia humana se diluya, se rompa o se disgregue, como prefiera decirse.

La vida es complicada, eso no es ningún secreto, de modo que las comprendamos o no, las cosas pasan, y si bien el divorcio resulta del triste final de lo que un día fue un proyecto de vida en común lleno de sueños, resulta mucho más triste cuando se produce por causas que hubieran sido fácilmente evitables, pero que, humanos como somos, a veces cometemos los errores más incomprensibles.

A veces las cosas no tienen remedio, pero otras sí, y merece la pena detenerse a considerarlas porque, aunque parezca imposible, algunas de esas veces las cosas sí tienen solución, y cuando no es así, al menos que si hay que decir adiós o nos vemos solo por lo que todavía nos quede por resolver, que sea al menos de tal manera que no se envenenen las vidas de los cónyuges y sus hijos, aunque suela ser más difícil decirlo que hacerlo.

 

 

On enero 8th, 2014, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje