DIVORCIO POR TRABAJO

DIVORCIO POR TRABAJO:

 

Mi nombre C, y este es mi caso:

 

Mi divorcio se produjo por que tanto mi mujer, M, como yo, nos centramos demasiado en el trabajo. Yo soy trabajador autónomo, y ella trababa en una financiera. Ambos ganábamos más cuanto más trabajáramos, y comenzamos una época en la que el trabajo era el centro de nuestra vida, y casi competíamos por quien ganaba más, pasando a cubrir los gastos de forma independientes, y a  compararnos, puesto que yo ganaba mucho más que ella en general (y luchaba por seguir haciéndolo), y ella trataba de superar mis ingresos.

 

Desgraciadamente yo empecé a ganar menor debido a que mi negocio fue a menos (por la crisis), y mi mujer contaba con la única fuente de ingresos de la casa, no estando de acuerdo  en abonar todos los gastos. Nos dimos cuenta que no teníamos un matrimonio sino algo parecido a una empresa de participaciones..

 

Fue insostenible y finalmente nos divorciamos de mutuo acuerdo ya que estábamos de alquiler y no teníamos niños. Mi consejo es separar la familia y el trabajo y dedicarse a ello de un forma justa y equilibrada, no se que habría pasado si me hubiera dedicado más a la familia que al trabajo, pero lo que si sé, es que dedicarme más al trabajo que a mi mujer  fue un error (mutuo), y es verdad la frase de que “uno no valora lo que tiene hasta lo que pierde”, ya que hay cosas que no tienen precio. Espero poder ayudar a otras personas con mi testimonio.

 

Gracias: C.

 

DIVORCIO POR TRABAJO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *