DIVORCIO POR MONOTONIA

DIVORCIO POR MONOTONIA.

 

Nuestro matrimonio, supongo que como todos, empezó con mucha ilusión ya que salíamos con el mismo grupo de amigos a bailar, al cine.. etc. Pero con el tiempo, y sobre todo cuando tuvimos nuestro tercer hijo,  la relación se hizo muy fría y distante, no había contacto físico, ni comunicación ni comprensión.

 

En el inicio de la relación todo fue muy duro y supongo que eso desgasto el matrimonio e hizo que cuando nos estabilizamos económicamente la monotonía había podido con la relación.

 

Por poner un ejemplo ya no hablábamos de nuestros temas personales, ni sobre los quehaceres del día a día, directamente nos habíamos acostumbrada a nuestras tareas del hogar y no nos relacionábamos en absoluto ni hacíamos nada en pareja ni compartíamos ningún momento especial, no celebramos nuestras fechas especiales ni aniversarios.. etc.

 

La monotonía fue tal que ambos nos sentíamos muy mal, lo que provocó que solicitáramos un  divorcio de mutuo cuerdo con guarda y custodia compartida para los hijos con los que ambos manteníamos y mantenemos una excelente relación. Económicamente nos pudimos permitir las consecuencias derivadas del divorcio, puesto que era el único ámbito que funcionaba en nuestra familia.

 

Mi consejo es no centrarse tanto en lo material y en el futuro y en vivir más el presente aprovechando cada momento ya que de lo contrario la monotonía podrá provocar el divorcio de cualquier matrimonio bien avenido.

 

DIVORCIO POR MONOTONIA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *