Divorcio por miedo a la vuelta al colegio con el Coronavirus

Divorcio por miedo a la vuelta al colegio con el Coronavirus:

La situación es complicada pero debemos de tratar de usar el sentido común.

A consecuencia de la pandemia por Coronavirus existió un confinamiento que supuso que de manera excepcional, a consecuencia de la declaración del estado de alarma, se suspendieran las clases al final del curso 2020.

El el próximo curso escolar  2020/2021 que comenzará dentro de 15 días nos expone a una gran incertidumbre en cuanto a qué pasará este curso para poder prestar la educación en un contexto de seguridad sanitaria.

Está tensión crea miedo en las familias y pueden producirse disputas familiares que acaben en divorcio de no saber gestionarlas adecuadamente. El miedo principalmente se debe a tres motivos:

  • Preocupación por el correcto desarrollo de las clases en el ámbito académico.
  • Preocupación por la salud de los niños así como la de nuestros familiares expuestos al contagio que pudiera producirse del Covid 19 en el caso de que en el colegio o instituto no se consiga mantener un entorno seguro.
  • Preocupación por un posible confinamiento o por el cierre de los colegios que suponga que los niños tengan que estar en casa y que no sea posible conciliar la vida familiar y la profesional.

Después del confinamiento se ha producido la mayor avalancha de peticiones de divorcio de la historia. La tensión y estrés que está provocando la incertidumbre de no saber qué ocurrirá en los colegios e institutos este curso escolar marcado por las medidas a adoptar por el Coronavirus puede generar un gran número de separaciones y divorcios.

Educación de los hijos durante el Coronavirus

¿Tengo obligación de llevar a mis hijos al centro de estudios?

En España la asistencia de los hijos al colegio es obligatoria desde los 6 a los 16 años y es obligación de los padres con hijos entre esas edades no sólo llevarles al centro escolar para recibir las clases sino procurar todo aquello que necesitan los hijos para el correcto desarrollo de su educación.

Los niños menores a los 6 años no tienen esa obligación por lo que si usted tiene un hijo o hija de dicha edad podrá optar por no escolarizarle o escolarizarle pero no llevarle al centro escolar en este año tan atípico.

En caso de absentismo escolar, los padres podrían incurrir si se trata de una conducta reiterada podrían los padres incluso incurrir en responsabilidades penales, pero en este año en el que ni la Administración Pública está dando las indicaciones pertinentes y en el que se espera actuación por improvisación en función del desarrollo de las circunstancias, el hecho de no llevar a un niño al colegio no debería de conllevar imputación penal si existe una mínima justificación.

Los principales miedos de los padres con hijos en edad de escolarización son los siguientes:

Tengo miedo a que mis hijos no reciban una correcta enseñanza.

Es normal temer que la calidad de la enseñanza se deteriore pues realmente no se van a poder desarrollar las clases de la manera que siempre se ha hecho. Van a tener que utilizarse los medios tecnológicos para los que una parte de los alumnos están preparados y otros no, e incluso para la que algunos profesores están preparados y otros no.

La implantación de educación online genera dudas a muchas familias por el miedo a que se produzca una discriminación de hecho entre niños pertenecientes a familias con medios adecuados que le permitan seguir las clases online o y otras en las que por desgracia no sea posible.

Tengo miedo a que mis hijos se contagien en el colegio.

El miedo al contagio no es un miedo infundado. Se trata de una realidad. Los niños son niños y por mucho que se traten de implantar sistemas y normas de protección sanitaria los niños se van a acabar relacionando de una manera que puede ser un foco de contagio.

  • ¿Cómo organizar los recreos?
  • ¿Cómo organizar las clases de gimnasia o educación física?
  • ¿Cómo desarrollar los comedores escolares?
  • ¿Existe personal médico y de enfermería en los centros escolares? ¿Son suficientes?

Y además ya no sólo es el miedo al contagio del niño pensando en nuestro propio hijo sino que en cada familia puede suponer un foco de propagación y contagio para toda la familia, incluyendo los más vulnerables como son personas mayores y enfermos.

No puedo conciliar mi trabajo y el cuidado de los hijos.

Una de las principales preocupaciones de los padres es no poder atender a los niños si no van al centro escolar y atender sus obligaciones laborales. La conciliación laboral en España es aún muy complicada.

Existen hogares en los que de cerrar los centros escolares o establecer clases no presenciales que se deben de desarrollar en casa, no siempre podrá llevarse a cabo.

El gran apoyo de los cuidados de los menores de toda la vida han sido los abuelos, pero en este caso son los más vulnerables y los que deben de protegerse prioritariamente.

Muchas familias temen que los hijos deban de estar en la casa y que los padres tengan que intentar compatibilizar sus trabajos y los cuidados de los menores. Hay personas que pueden teletrabajar, pero otras que no. Hay personas que pueden prescindir de sus trabajos, pero la gran mayoría no.

Esto supone un gran problema social en el que todos estos factores crean inseguridad, miedo e incertidumbre lo que puede hacer llegar al límite a los matrimonios y parejas con hijos de manera que llegue la separación o el divorcio.

Temor a la vuelta al colegio de niños
Miedo a la vuelta al colegio

Divorcio por miedo a la vuelta al colegio e instituto con el Coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *