DIVORCIO POR MALOS HÁBITOS

DIVORCIO POR MALOS HÁBITOS

 

La convivencia entre los esposos determina en algunos casos ciertos problemas que pueden llegar a convertirse en un verdadero motivo de divorcio. El ejemplo clásico en estos casos es el de la adicción de uno de los cónyuges a drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas que, anteriormente en el Código Civil, cuando el divorcio necesitaba la concurrencia de una causa para poder acceder al mismo, se configuraba dicha adicción como una de las causas legales para el divorcio. En la actualidad, si bien no se exige alegar causa para el divorcio ante el Juzgado, lo cierto es que uno de los motivos actuales del divorcio deriva directamente de dichas adicciones, en las que debe incluirse también el juego, pues la adicción a las máquinas tragaperras puede llegar a arruinar la economía y la familia de quien padece este hábito. Nuestro despacho de abogados ofrece un servicio de mediación que hace posible que la pareja pueda alcanzar un mutuo acuerdo que regule los efectos de su divorcio teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el matrimonio. Existen importantes terapias de deshabituación a las mencionadas adicciones que pueden contribuir positivamente a que el cónyuge que padece la adicción pueda alcanzar un buen entendimiento con el otro alcanzando así un divorcio lo más equilibrado y satisfactorio posible para ambos.

On mayo 13th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje