DIVORCIO POR ACUERDO FRENTE A DIVORCIO SIN ACUERDO

DIVORCIO POR ACUERDO FRENTE A DIVORCIO SIN ACUERDO

 

Un divorcio no es del agrado de nadie, eso es algo que requiere pocas explicaciones, pero según como se afronte pueden darse grandes diferencias tanto respecto al propio divorcio como a la situación posterior en la que quedan los cónyuges.

Una vez tomada la decisión de divorciarse puede hacerse de dos formas. Una es el conocido como divorcio express o divorcio de mutuo acuerdo, y la otra el divorcio contencioso. En el primero de ellos los cónyuges no solamente están de acuerdo en divorciarse sino que también en las condiciones de su divorcio, mientras que en el divorcio contencioso dicho acuerdo no existe, ya sea sobre la decisión de divorciarse o no, o sobre las condiciones del divorcio.

En el divorcio de mutuo acuerdo los cónyuges establecen la regulación de su divorcio, en el denominado convenio regulador de divorcio. Cuenta con las ventajas de ser mucho más rápido, más barato (los cónyuges comparten abogado y procurador, además de que los honorarios son menores), menos molesto (no hay juicio) y menos conflictivo, lo cual es especialmente significativo cuando se da la existencia de hijos menores, siendo especialmente necesario que los padres sean capaces de entenderse y colaborar lo mejor posible, y por tanto, un divorcio con un enfrentamiento judicial duro es un mal punto de partida para dicha colaboración necesaria en interés de los hijos menores. Por el contrario, en el divorcio de mutuo acuerdo los cónyuges se limitan a acudir al Juzgado a ratificarse en su convenio regulador de divorcio y en su voluntad de divorciarse.

En cambio, en el divorcio contencioso los plazos se alargan, los costes son mayores (cada cónyuge ha de contratar los servicios de su propio abogado y procurador), y los cónyuges han de pasar por un juicio que por lo general suele ser muy desagradable.

Dada esta comparación entre el divorcio de mutuo acuerdo y el contencioso, la mayor parte de los matrimonios que van a divorciarse tratan de resolver la situación mediante acuerdos, y normalmente se consigue, salvo que las posiciones estén especialmente enfrentadas.

 

 

On diciembre 21st, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje