DIVORCIO POR ABURRIMIENTO

DIVORCIO POR ABURRIMIENTO:

 

 

Mi llamo N, y este es mi caso:

 

Yo soy una persona muy activa, y mi ex mujer muy pasiva, y al cabo de los años he llegado a la conclusión de que la causa de nuestro divorcio fue el aburrimiento.

 

Nos conocimos muy jóvenes, y al inicio nos compaginábamos muy bien, y hacíamos muchas cosas juntos, la mayoría de ellas con nuestro grupo de amigos, pero con el paso del tiempo cada uno fue haciendo su vida independiente (nosotros también al casarnos).

 

Al vernos menos los amigos dejamos de salir en “pandilla”, y yo comencé a notar que necesitaba tener más vida que la que se puede tener dentro de una casa, necesitaba viajar, ir a tomar algo, hacer deporte, actividades.. etc. Mi mujer por el contrario no quería hacer nada de eso y le gustaba la vida de la casa, decorarla, ver películas, juegos de mesa.. etc., y a la larga no pude soportarlo.

 

Mi mujer no quería divorciarse y acabamos en un divorcio contencioso por el uso de la casa, que finalmente se le atribuyó a ella.  Pasados cinco años aún estamos intentando vender la casa pero ella pone todos los impedimento que puede, por lo que en breve seguramente solicitare la venta por el Juzgado.

 

Lo mejor es conocerse bien antes de casarse y ver que las personas son compatibles, y ese, es mi conejo.

 

Un saludo: N.

 

DIVORCIO POR ABURRIMIENTO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *