DIVORCIO NORMAL

DIVORCIO NORMAL:

 

Cuando las personas equilibradas deciden separarse las cosas las cosas son más fáciles porque piensen como hacerlo con el menor perjuicio posible para ambos, y también para las personas que les rodean.

Cuando los cónyuges encuentran la forma de ponerse de acuerdo los hijos resultan menos perjudicados. Deben pensar que para sus hijos ambos son sus padres, y a los dos los quieren y a los dos necesitan, por lo que asistir a cómo sus padres malmeten el uno contra el otro puede resultarles un penoso espectáculo que les hará sufrir, porque a ambos los quieren, y si son pequeños les costará entender por qué dos personas tan importantes para ellos se tratan tan mal.

Si tanto queremos a los hijos y lo hacemos todo por ellos o en nombre de ellos pero tenemos que separarnos o divorciarnos, tratemos de ser maduros y responsables para encontrar soluciones aceptables para las dos partes que reduzcan la conflictividad en la medida de lo posible.

Prácticas como hablar mal a los hijos sobre su padre o de su madre, o sobre su familia olvidando que no dejan de ser la familia del menor, y aunque a nuestros ojos puedan ser todo lo imperfectos que pensemos, probablemente les quieran y son su familia. Los menores son menores pero no tontos, y con el tiempo, según van adquiriendo conciencia suelen darse cuenta de las cosas, por lo que ya valorarán ellos por sí mismos cuando les llegue el momento de hacerlo, tampoco es justo que les privemos de esa libertad o les condicionemos por nuestro despecho o nuestras heridas.

Muchas personas en trance de divorciarse dicen que el divorcio es conflictivo por sus hijos, pero frecuentemente no es por sus hijos, sino por sí mismos.

 

DIVORCIO NORMAL.

 

On marzo 27th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje