DIVORCIO INTRAGABLE

DIVORCIO INTRAGABLE:

 

El divorcio puede hacerse bien o puede hacerse mal, y de hacerlo bien a hacerlo mal hay una enorme diferencia.

No todos los casos presentan la misma dificultad de inicio, lógicamente, y por lo tanto hacerlo bien o mal no cuesta lo mismo, pero cuanto más difícil se presente más necesaria se hace la intervención de unos buenos profesionales, llegando al punto de resultar imprescindibles.

Pero no se puede dejar todo en manos de los profesionales, porque por muy maravillosos que sean al final se trata de que sean los cónyuges quienes lleguen a un acuerdo, pues recordemos que quienes firman el convenio regulador de divorcio y quienes lo ratifican son ellos, y sobre todo, serán quienes tendrán que regirse por él en adelante, lo cual es especialmente importante en los casos en los que hay hijos pequeños.

O en otras palabras, el acuerdo nace de la voluntad de los cónyuges, y eso no hay profesional alguno que lo sustituya, ya que como mucho podrán hacerles ver cuáles son las opticones más convenientes y ayudarles a acercar posturas, y hacerles entender que cada uno debe de ceder en una parte de sus pretensiones, o encontrar las fórmulas para llegar al acuerdo más propicio para ambos.

Pero hay ocasiones en las que por una causa o por otra, o por más esfuerzos que se hagan por los profesionales o una de las partes, el acuerdo no es posible, y según cómo estén de alejadas las posiciones y la agresividad que puedan llegar a tener uno o los dos cónyuges, y yendo por la vía contenciosa, el divorcio puede convertirse en un divorcio intragable.

 

DIVORCIO INTRAGABLE.

On abril 2nd, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje