DIVORCIO FUERA DE CONTROL

DIVORCIO FUERA DE CONTROL

 

No es tan raro que la relación interna de un matrimonio en proceso de divorcio se degrade de tal manera que quede fuera de control, e incluso se dan casos en los que los cónyuges han perdido el control mucho antes de llegar a divorciarse.

En estas situaciones es muy difícil realizar el divorcio de mutuo acuerdo, que es la opción más recomendable, principalmente cuando hay puntos potencialmente conflictivos tan sensibles como los hijos e hijas menores, o cuando hay bienes comunes, viéndose los cónyuges obligados a llegar a acuerdos sobre estos puntos si quieren beneficiarse de las ventajas del divorcio de mutuo acuerdo frente al divorcio contencioso, tales como son los menores costes económicos, los menores plazos, la menor conflictividad y el propio hecho de establecer las decisiones que les atañen por sí mismos y no por decisión de un juez o jueza que sea quien finalmente decida tras un juicio, que puede ser muy duro para los cónyuges.

Pero si las posiciones están marcadamente opuestas y la relación de los cónyuges imposibilita cualquier tipo de acuerdo, no les quedará más remedio que divorciarse de forma contenciosa, viéndose sometidos a un largo periodo de inestabilidad hasta la consecución del divorcio tras un juicio que puede llegar a ser muy penoso y envenenar todavía más de cara al futuro unas relaciones de por sí malas, lo que es recomendable evitar cuando hay hijos menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *