DIVORCIO CARO

DIVORCIO CARO

 

Por caro o barato suele presuponerse automáticamente que se está hablando de dinero, y si bien puede ser el caso en muchas ocasiones no tiene por qué ser así siempre,  porque en un sentido más amplio, calificando como caro o barato se puede clasificar a cualquier cosa que no tenga nada que ver con el dinero, cuando pensamos que las consecuencias de tal decisión o tal otra constituyen una especie de “precio” que se paga o premio que se recibe.

Para referirnos a estas reflexiones a un divorcio, esta apreciación de lo caro y lo barato en términos estrictamente económicos o en términos más amplios nos llevaría, en primer lugar y por seguir un orden, a comenzar diciendo que económicamente hay dos posibilidades muy distintas: por un lado el divorcio de mutuo acuerdo, y por otro lado el divorcio contencioso, siendo la primera de estas modalidades mucho más económica, dado que ambos progenitores comparten los servicios de abogado y procurador, mientras que en el divorcio contencioso cada uno de los cónyuges debe costear los servicios de su propio abogado y su propio procurador, por no contar con otros inconvenientes tales como los mayores plazos y el mayor enfrentamiento al que se someten ambos cónyuges en un divorcio contenciosos, aspectos últimos que podríamos considerar como “más caros” si consideramos el coste del divorcio en un sentido más amplio que el meramente económico.

Si efectivamente consideramos el “precio” del divorcio en un sentido amplio que incluya los costes personales, es interesante referirse por una parte a sufrimiento que puede ocasionar el proceso del divorcio propiamente dicho, y por otra parte cómo condiciona dicho divorcio la vida posterior de los cónyuges, especialmente si existen hijos menores comunes. Para que dichos costes personales sean lo más reducido posibles, es recomendable que los cónyuges comiencen por intentar resolver sus diferencias mediante acuerdos que se recojan en un convenio regulador de divorcio, evitando de este modo un enfrentamiento mayor que supone el divorcio contencioso, al que podríamos considerar como un divorcio caro en todos los sentidos.

On febrero 24th, 2014, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje