DIVORCIO A LA DESESPERADA

DIVORCIO A LA DESESPERADA

 

Es el divorcio a veces una huida desesperada, tal son a veces los divorcios.

Dicho está en todas partes que cada divorcio es un caso que merece una atención particularizada porque cada uno es único, con sus propias circunstancias, pero los divorcios que se producen como una huida desesperada requieren de una atención especial, que frecuentemente suele ser de tipo humano casi tanto como legal, o más, porque el cónyuge o los cónyuges se sienten verdaderamente angustiados y lo primero que necesitan es serenarse antes de tomar cualquier tipo de decisión.

Estos divorcios suelen derivarse de situaciones especialmente delicadas, porque la gente normalmente no se angustia por capricho, sino cuando hay algo que realmente les supone un gran peso o temor.

Por tanto no es extraño que este tipo de divorcios acaben en un divorcio contencioso, porque bajo esa desesperación suele haber situaciones irreconciliables, entendimientos imposibles, un grave conflicto y sensibilidades y orgullos heridos.

A los cónyuges que se encuentran en este trance lo que más les gustaría es que acabara pronto, pero por la vía del divorcio contencioso se va por el camino más largo por lo que no les queda más remedio que armarse de paciencia.

 

Paciencia, pueden completar la información indicada en la web: WWW.DIVORCIOLANDIA.COM.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *