DIVORCIARSE CON HIPOTECA

Divorciarse con hipoteca en España es perfectamente posible, pero salvo en los casos en los que se pueda liquidar entre los esposos la vivienda y consecuentemente la hipoteca, o cancelar la deuda sin realizar liquidación; sera importatísimo que los esposos hagan un pacto para poder hacer frente a la deuda, después de la ruptura.

 

En los casos en los que los esposos han adquirido la hipoteca y la  propiedad por mitades en régimen de separación de bienes, o en su caso en bienes gananciales sin distinción, deberán de responder del pago de la hipoteca, y a pesar de divorciarse o separarse no podrán desvincularse de la obligación con el banco salvo que se realice un pacto con la entidad, pues no sólo depende de la decisión de ambos esposos, además se debe de contar con el visto bueno del banco que acepte la desvinculación de uno de ellos.

 

El hecho de que uno de los esposos adquiera la mitad de la propiedad de la vivienda, y se obligue al abono de la totalidad de la hipoteca, no supone que el cónyuge que se desvincula que de exento del pago de la hipoteca para el caso de impago, pues se debe de dar por finalizada la garantía respecto del banco, lo que en la práctica sólo se produce en los casos en los que se ofrece una nueva garantía en sustitución (un nuevo aval personal o de propiedad), abonando los clientes los costes correspondientes (escritura pública, dependiendo de los casos, suele ser más de 2.000 euros).

On diciembre 4th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje