Disolución de matrimonio por fallecimiento

El matrimonio es único para ambos cónyuges de manera que solo puede existir si ambos cónyuges están vivos.

Diferencia entre muerte y divorcio de matrimonio
Fallecimiento constante matrimonio

Por ejemplo, un matrimonio celebrado sin haber disuelto el matrimonio anterior es nulo pues no cabe que una persona esté vinculado a dos matrimonios, sería bigamia.

Es por ello que de igual manera, el fallecimiento de cualquiera de los cónyuges evidentemente disuelve el vínculo matrimonial.

Hasta ahí todo correcto y fácilmente entendible, a pesar de lo cual, una vez muerto cualquiera de lo cónyuges no será susceptible de establecer medidas legales como si ocurre tanto en los procedimientos de separación como divorcio, tanto de mutuo acuerdo como contencioso.

Problemas en casos de reclamaciones:

Todo procedimiento de divorcio o separación incluye las condiciones postmatrimoniales que vincularán a ambos cónyuges en sus relaciones subsiguientes al proceso de separación o divorcio.

  • Si es de mutuo acuerdo tendremos el convenio regulador.
  • Si es contencioso tendremos la sentencia directamente.

En ambos casos no ocurre como en la disolución del matrimonio por fallecimiento en el que no existe ningún tipo de connotación.

En la disolución matrimonial por muerte de alguno de los esposos se aplican las disposiciones legales establecidas al efecto.

Testamento y herencia:

Se aplicaran las disposiciones establecidas en el testamento del fallecido o en su defecto ab intestato según las normas legales establecidas al efecto.

Al cónyuge, hijos y demás herederos le corresponderá la parte de su patrimonio al efecto teniendo en cuanta los derechos del cónyuge viudo o viuda que tiene derechos sólo por el mero hecho de haber fallecido su cónyuge si que medie suspensión por separación o disolución por divorcio.

Paternofilial respecto de los hijos comunes:

Es muy diferente que exista sentencia que regule la patria potestad y guarda y custodia de los hijos comunes y demás cuestiones como régimen de comunicación y visitas y pensión de alimentos, o que no.

En caso de fallecimiento con sentencia y regulación habrá que plantear una modificación de medidas, mientras que en caso de que exista matrimonio pleno (sin separación o divorcio), el otro progenitor mantiene la patria potestad y guarda y custodia exclusiva de los hijos comunes (antes era común indistintamente entre ambos progenitores).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *