Diferencias profesionales entre el divorcio de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso

Diferencias profesionales entre el divorcio de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso.

En el divorcio de mutuo acuerdo los cónyuges establecen los términos de su separación o divorcio, así como de su relación postmatrimonial, mientras que en el divorcio contencioso no ha sido posible llegar a un acuerdo sobre dichos términos, por lo que un cónyuge (el primero en demandar) solicita mediante el escrito de demanda la regulación en los términos que entiende por convenientes, y el otro cónyuge hace lo mismo mediante el denominado escrito de contestación a la demanda; y el Juez, después de la celebración de un Juicio contradictorio, resuelve.

 

En este caso, cada cónyuge tiene que contratar a un abogado y un procurador propios, que confrontarán en juicio lo solicitado por cada una de las partes. Por tanto, en el procedimiento contencioso, el coste económico es mucho mayor, el tiempo de resolución es también mucho mayor ya que puede oscilar entre cinco y ocho meses (aproximadamente), y provoca el enfrentamiento de las partes, que condiciona su relación futura, lo que es esencial principalmente cuando hay hijos comunes, ya que normalmente son los más perjudicados.