DESPECHO Y SEPARACIONES DE MUTUO ACUERDO

DESPECHO Y SEPARACIONES DE MUTUO ACUERDO

 

 

Cuando un matrimonio decide separarse y quiere hacerlo de mutuo acuerdo, uno de los peores puntos de partida es el despecho, porque por despecho, además de sufrir, se puede estar dispuesto a tomar decisiones que vayan contra uno mismo con tal de perjudicar al otro, y además, porque cuando hay aspectos delicados sobre los que negociar para llegar a un acuerdo, tales como guarda y custodia, pensiones de alimentos y liquidación de bienes, el acercamiento de posturas, el entendimiento, la capacidad para hacer las concesiones necesarias y tampoco ser excesivo en las propias, se dificulta mucho, por no hablar de que se hace mucho más desagradable para todos.

Salvo determinadas personalidades propensas a padecer despecho debido a un excesivo orgullo y/o susceptibilidad, la mayor parte de la gente no se despecha fácilmente, pues  son gente pacífica que lo único que quiere es vivir en paz y ser feliz, pero las relaciones sociales son muy complicadas, por lo que mantener un matrimonio saludable, satisfactorio para todos y con proyección de futuro requiere un cuidado y fomento constantes del mismo por parte de la pareja, y por el camino, cuando esto no se consigue, pueden producirse sentimientos de frustración, desilusión y, ya sea con razón o sin ella, hasta despecho.

Este despecho puede ser tan grande que puede llegar a ponerse por encima de todo, hasta por encima de los mismos hijos.

Las separaciones en las que el despecho cobra tanto protagonismo acaban frecuentemente en separación contenciosa, cuando no en divorcio contencioso.

 

 

 

On mayo 12th, 2013, posted in: divorcioblog by Tags:

Dejar mensaje