Denunciar violencia de genero, ¿siempre me van a asignar el mismo abogado de oficio?

Denunciar violencia de genero, ¿siempre me van a asignar el mismo abogado de oficio?.

 

Si la presunta víctima de un delito de violencia de género ya ha denunciado con anterioridad y le ha sido asignado un abogado de oficio, en la segunda y posteriores denuncias de violencia de género, si solicita la asignación de abogado de oficio, le corresponderá el mismo que se asignó en la primera denuncia, o al menos así es en el Colegio de Abogados de Madrid.

 

Esto se debe a la relación de confianza y continuidad con las actuaciones que debe de existir entre abogado y cliente, que en los casos de violencia de género, al ser una vía específica y preferente, se da prioridad. De igual modo existe regulación específica a la violencia de género tendente a proteger a la presunta víctima de un delito de maltrato, como es que el Juzgado que se ocupe de la tramitación del caso sea el de su domicilio, en vez del lugar del denunciado, el domicilio común, o el lugar en el que se hayan producido los hechos.

 

La protección de la mujer maltratada es una prioridad, y por ello, defendemos a las mujeres que padecen o han padecido la violencia machista, ya sea física o psicológica, y por eso precisamente rechazamos del modo mas rotundo las denuncias de mujeres que a sabiendas de que no son mujeres maltratadas, utilizan esta vía por un motivo o interés personal, lo que perjudica gravemente a las mujeres que verdaderamente padecen violencia de género, a las que en ocasiones el sistema no protege como debiera precisamente por la existencia de otras denuncias que son inapropiadas e improcedentes y que crean confusión en el sistema y pérdida de credibilidad. El sistema legal actual es acertado, pero se debe de mostrar aún mas contundencia contra los hombres maltratadores, así como perseguir las denuncias falsas de mujeres, y proteger a hombres que son chantajeados con la mala utilización de la violencia de género.

Lo malo no es el género masculino o femenino, el problema es la mala utilización de las herramientas legales, y en España desde nuestro modesto punto de vista, pecamos de poca contundencia, tanto respecto de los hombres agresores como con las mujeres que se pretenden aprovechar de la violencia de género a sabiendas de que no procede en su caso.

On julio 16th, 2017, posted in: divorcioblog by Tags: ,

Dejar mensaje