CUSTODIA COMPARTIDA VIOLENCIA DE GENERO

DIVORCIO O SEPARACIÓN CON CUSTODIA COMPARTIDA DE LOS HIJOS COMUNES EN CASOS DE VIOLENCIA DE GENERO:

 

En primer lugar hemos de distinguir entre situaciones de violencia de género graves, y aquellas de menor gravedad que realmente pueden ser provocadas por la ruptura y la confrontación mutuo entre los esposos ante la situación de nerviosismo. Evidentemente la custodia compartida de los hijos comunes en casos de matrimonios separados, divorciados, o parejas no casadas supondrá que los esposos tengan que estar más en contacto, pues deberán de coordinarse para solver infinidad de cuestiones para el correcto desarrollo de los menores, lo que evidentemente no puede declararse en los casos de violencia de género grave, pero si en cambio en los casos que reviertan menor importancia y entidad a pesar de que incluso pueda existir sentencia condenatoria al respecto.

 

Habrá que tener en cuenta la relación existente entre ambos progenitores, pero la custodia se refiere a los hijos comunes, pudiendo existir casos en los que a pesar de que la relación entre ambos padres pueda estar gravemente deteriorada, con la oportuna regulación, puedan realizar perfectamente los cuidados y atenciones de los menores en régimen de custodia compartida. En la actualidad la custodia compartida es preferente en España, de tal modo que si se dan los parámetros de idoneidad necesarios (horarios, domicilios, ingresos… etc) se tenderá a otorgar con prioridad la custodia compartida, existiendo ya jurisprudencia que otorga la custodia compartida a ambos progenitores a pesar de contar con una sentencia de maltrato o violencia de género; y de hecho en nuestro despacho de abogados hemos conseguido sentencias en ese sentido, e incluso con custodia del padre, lo que hace unos años era impensable.

 

En divorcieitor nos oponemos al maltrata y la violencia de género especialmente en los casos graves; pero también al mal uso del recurso a la violencia de género que esta desvirtuando una situación dramática que queda desvirtuada por el abuso de algunas personas que perjudican a las realmente maltratadas que se merecen toda la protección, y que en ocasiones tienden a no obtenerla precisamente porque como podemos afirmar los profesionales que nos dedicamos a este sector, existe un gran porcentaje de denuncias por violencia de género, que no lo son, debiendo de fomentar la información para desincentivar a las personas que denuncian cuestiones diferentes a las de violencia de género, e incentivar a las que realmente se ven sometidas a la violencia machista denuncien para obtener todo el amparo legal que merecen. No hemos de olvidar que aunque en menor número también existen casos en los que los hombres reciben maltrato de la mujer. NO A LA VIOLENCIA FAMILIAR. 

Dejar mensaje