Custodia compartida de los hijos

Custodia compartida de los hijos.

 

 

En la custodia compartida, teóricamente no hay pensión de alimentos, ya que los hijos pasan la mitad del tiempo con cada uno de los progenitores (a pesar de ello se puede acordar pensión de alimentos). Existen dos tipos de sistemas de regímenes compartidos:

 

Uno en el que los hijos menores son los que salen y entran sucesivamente en la vivienda de uno y otro progenitor, periódica y alternativamente. Otro en el que los hijos se mantienen en la vivienda familiar, siendo los progenitores, los que periódica y alternativamente entren y salgan de la vivienda, teniendo el cuidado y compañía de los hijos en cada momento.

 

Los periodos pueden fijarse libremente, a no ser que se entienda que son perjudiciales para los hijos menores. Se pueden establecer periodos anuales, semestrales, trimestrales, de dos meses, mensuales, en periodos de quince días, de semanas, o incluso de días. Nuestro despacho recomienda un término medio que no suponga inestabilidad para los menores, ni un cambio excesivamente brusco por tener periodos excesivamente largos con uno u otro. Este despacho, está a favor de la custodia compartida, y recomienda que se fijen periodos mensuales, de dos meses, o de tres, teniendo derecho de visitas de fines de semana alternos la persona con la que no estén en cada periodo.