CONSEJOS SOBRE EL PORCESO DE HERENCIA JUDICIAL

CONSEJOS SOBRE EL PORCESO DE HERENCIA JUDICIAL:

 

Lo más recomendable, una vez más, es poder llegar a un acuerdo y que por tanto no haya que acudir al proceso judicial.

En los supuestos en los que se aceptan herencias en las que no estén claras las deudas o cargas que puedan llevar aparejadas, se aconseja aceptar la herencia “a beneficio de inventario”, de tal modo se aceptará la herencia para el caso de que tenga un saldo positivo, y, por el contrario, en los casos en que el pasivo sea mayor al activo del inventario.

Es de destacar que, en cualquier caso, la herencia ha de aceptarse en el plazo de seis meses, y en dicho plazo debe realizarse el ingreso en Hacienda del impuesto de sucesiones, aunque es posible solicitar la prórroga de dicho plazo.

En la práctica, una vez que se emite el correspondiente certificado de defunción, deben transcurrir quince días para solicitar el certificado de últimas voluntades, en el que constará si el finado ha hecho o no testamento y, en cualquier caso, saber su última voluntad.

Si es posible llegar a un acuerdo en la aceptación de herencia y adjudicación y reparto de bienes del finado, nos podemos encontrar ante dos situaciones que pasamos a exponer brevemente:

 

Si existe testamento, habrá que realizar la aceptación y adjudicación de herencia voluntaria, a no ser que haya controversia en alguno de sus aspectos, caso en el que habría que acudir  a la vía judicial.

Si por el contrario no existe testamento, hay que realizar la denominada “declaración de herederos” , que consiste en acudir a la Notaria territorialmente competente con la documentación correspondiente, y esperar el transcurso de un mes para poder realizar la aceptación, reparto y adjudicación de herencia como si se hubiera realizado testamento, ya que el reparto de bienes se hará conforme se establece en  la Ley.