CONSEJOS DE NULIDAD ECLESIÁSTICA

CONSEJOS DEL PROCESO DE NULIDAD ECLESIÁSTICA:

 

El mejor consejo en materia de nulidad matrimonial eclesiástica es que antes de dar ningún paso se asesore de las posibilidades y viabilidad de su proceso, ya que al ser un procedimiento de naturaleza especial se requiere un estudio pormenorizado inicial, ya que de lo contario se pueden llegar a situaciones no deseadas.

 

La nulidad matrimonial eclesiástica no tiene efectos civiles, al igual que la jurisdicción civil no tiene efectos canónicos. De tal modo un divorciado que haya contraído matrimonio canónico no podrá volver a casarse por la Iglesia, en cambio si por lo civil. Para contraer nuevo matrimonio canónico es necesario además conseguir la nulidad matrimonial eclesiástica.

 

Los motivos principales que pueden llevar a una persona a iniciar un proceso de nulidad son: La moral religiosa (no querer estar unido en matrimonio a ojos de la Iglesia con una persona con la que existe cusa de nulidad matrimonial), querer contraer nuevas nupcias por la forma canónica, o porque el mantenimiento del matrimonio cause perjuicios de cualquier índole en la persona que quiere solicitar la nulidad.

 

El principal consejo, al igual que en la jurisdicción civil (con el divorcio de mutuo acuerdo), intente hablar con su esposo o esposa para poder contrastar información con cooperación e interés mutuo, incluso presentando la demanda conjuntamente, y asesórese jurídicamente. Preparar bien las pruebas, y reflexionar sobre lo ocurrido en el matrimonio para poder afrontar el procedimiento de la forma más adecuada y coherente sin entrar en divagaciones o contradicciones. En el caso de concurrir varias causas de nulidad es preciso destacar una por encima de las demás por tener más importancia o relevancia. A pesar de ello, si se desean plantear varia causas (capítulos) simultáneos se puede hacer perfectamente, y ello beneficiara de cara a la segunda instancia (si se ha declarado en primera instancia la nulidad matrimonial eclesiástica, existen más posibilidades de que la segunda instancia lo confirme, cuantos más causas o capítulos estén estimados), aunque encarecerá el proceso (puesto que por cada causa hay que abonar un Tasa, que por otro lado se va reduciendo proporcionalmente conforme se soliciten más capítulos).

 

Nuestro despacho, cuenta con abogados del elenco especialistas en derecho eclesiástico y canónico, que cuentan con la mejor preparación académica y experiencia, para poder ofrecer a nuestros clientes la mejor calidad y servicio profesional. Puede consultarnos sus dudas en la materia de nulidad matrimonial eclesiástica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *