Consecuencias del divorcio

¿Cuáles son las consecuencias del divorcio?.

Para hablar de las consecuencias del proceso de divorcio, hemos distinguir las consecuencias personales y las patrimoniales, y adelantar que todas ellas son mejores cuando se tramita el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo o consensual, ya que de lo contrario, y en procedimiento contenciosos son mayores los plazos, costes y enfrentamiento.

Consecuencias personales:

Son tremendas, puesto que suponen la ruptura de la vida familiar en común, más si cabe cuando existen hijos menores y/o incapacitados. El drama personal de todo divorcio debe de dejarse a un lado para pode acordar las medidas adecuadas al aso concreto, puesto que en ocasiones una de las partes no acepta el divorcio y provoca que el mismo (que con que lo quiera una de los esposos e inevitable) sea contencioso y conflictivo innecesariamente.

¿Cuáles son las consecuencias del divorcio en España?
Consecuencias de Divorcio

El divorcio sólo se debe de tramitar voluntariamente en los casos en los que sea estrictamente necesario por encima de discusiones o diferencias que suceden en todas las parejas. Una ruptura amorosa y crisis matrimonial no debe de suponer calificar a uno de los esposos como culpable y otro como victima, puesto que es responsabilidad en todo caso es de ambos, y judicialmente no hay causa de divorcio. Hay que aceptar que a pesar de que el matrimonio se forme por la voluntad de ambos esposos, el divorcio se podrá realizar con sólo deseo de uno de ellos, sin que el otro lo pueda impedir más allá de “obligarle” a tramitarlo contencioso al con acceder al proceso consensual. En ese caso, en general, ambos pierden. Hay que aceptar la situación cuando antes y superarla, dándose cuenta que los separados, separadas, divorciados y divorciadas no están solos ni solas puesto que no son las únicas ni los únicos.

También es un error apresurarse y precipitarse  en tener otra nueva pareja sentimental, ya que a pesar de necesitarlo, es un mal momento, recomendamos apoyarse en las amistades y familia. Desde nuestra web no sólo ayudamos a tramitar el divorcio, sino también a superarlo, entre otras cosas, gracias a nuestros 24 servicios gratuitos.

Consecuencias patrimoniales:

No podemos engañarnos a nosotros mismos, y cualquier procedimiento de separación o divorcio supone un empobrecimiento patrimonial para ambos esposos, puesto que reducirán como norma general su calidad de vida, más si cabe cuanto más numerosa y más cargas tiene la familia. No debe de producirse perjuicio económico para ninguna de las partes del matrimonio (moralmente siempre suele producirse), y de existir, debería compensarse por medio de la oportuna pensión compensatoria. Los más perjudicados suelen ser los hijos comunes menores de edad, ya que en muchas ocasiones los progenitores movidos por el drama personal de todo divorcio, mezclan conceptos, y tratan de demostrar lo “bien” que hacen las cosas, y lo “mal” que lo hace su ex cónyuge, lo que a la larga provoca graves conflictos que reiteramos suele perjudicar injustamente a los hijos comunes menores de edad y/o incapacitados que son los más vulnerables.

Hemos de indicar y advertir, que existen dos momentos difíciles en las rupturas amorosas y crisis matrimoniales, el primero el del divorcio o separación propiamente dicho, y otro el que se produce cuando alguno de los cónyuges rehace su vida con otra pareja sentimental (a su ex cónyuge le parece). Por ello reiteramos que hay que buscar el bien común que sólo se consigue con un procedimiento de mutuo acuerdo.

Las consecuencias del divorcio son mayoritariamente negativas, tanto en lo personal como en lo patrimonial pero siempre debemos de ser positivos pensando que los cambios siempre son para mejor. ¿Por qué?, por entender que de lo contrario no se tomaría la decisión. Tal vez la percepción sea muy diferente entre uno y otro cónyuge en función de quien ha decidido la ruptura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *