Cargas de la vivienda en un divorcio o separción

Cargas de la vivienda en un divorcio o separción.

 

 

Deberán de abonarse en la proporción que corresponda a la propiedad. Si uno de los cónyuges es el único propietario, deberá de abonar todas las cargas. En cambio, si la propiedad fuera de ambos cónyuges por mitades, deberán de abonar las cargas por mitades, o en la proporción que corresponda si fuera distinta.

 

Cabe pacto en contrario, y en estos casos hay que tener especial cuidado con los prestamos hipotecarios, ya que al haber firmado una hipoteca común con el otro cónyuge, si existe un acuerdo entre las partes, no afecta al banco, de tal modo que si no se cumple con lo acordado, el banco podrá reclamárselo a los dos cónyuges e incluso a los avalistas si los hubiera, sin perjuicio, de que posteriormente, el cónyuge que haya resultado perjudicado por no haber cumplido el otro las obligaciones acordadas, se las pueda exigir judicialmente.