Artículo 770 Ley de Enjuiciamiento Civil ⚖

El artículo 770 de la Lec regula el procedimiento de separación y divorcio en España, el contenido literal es el siguiente:

Ley de Enjuiciamiento Civil

Las demandas de separación y divorcio, salvo las previstas en el artículo 777, las de nulidad del matrimonio y las demás que se formulen al amparo del título IV del libro I del Código Civil, se sustanciarán por los trámites del juicio verbal, conforme a lo establecido en el capítulo I de este título, y con sujeción, además, a las siguientes reglas:

1.ª A la demanda deberá acompañarse la certificación de la inscripción del matrimonio y, en su caso, las de inscripción de nacimiento de los hijos en el Registro Civil, así como los documentos en que el cónyuge funde su derecho. Si se solicitaran medidas de carácter patrimonial, el actor deberá aportar los documentos de que disponga que permitan evaluar la situación económica de los cónyuges y, en su caso, de los hijos, tales como declaraciones tributarias, nóminas, certificaciones bancarias, títulos de propiedad o certificaciones registrales.

2.ª La reconvención se propondrá con la contestación a la demanda. El actor dispondrá de 10 días para contestarla.

Sólo se admitirá la reconvención:

a) Cuando se funde en alguna de las causas que puedan dar lugar a la nulidad del matrimonio.

b) Cuando el cónyuge demandado de separación o de nulidad pretenda el divorcio.

c) Cuando el cónyuge demandado de nulidad pretenda la separación.

d) Cuando el cónyuge demandado pretenda la adopción de medidas definitivas, que no hubieran sido solicitadas en la demanda, y sobre las que el tribunal no deba pronunciarse de oficio.

3.ª A la vista deberán concurrir las partes por sí mismas, con apercibimiento de que su incomparecencia sin causa justificada podrá determinar que se consideren admitidos los hechos alegados por la parte que comparezca para fundamentar sus peticiones sobre medidas definitivas de carácter patrimonial. También será obligatoria la presencia de los abogados respectivos.

4.ª Las pruebas que no puedan practicarse en el acto de la vista se practicarán dentro del plazo que el Tribunal señale, que no podrá exceder de treinta días.

Durante este plazo, el Tribunal podrá acordar de oficio las pruebas que estime necesarias para comprobar la concurrencia de las circunstancias en cada caso exigidas por el Código Civil para decretar la nulidad, separación o divorcio, así como las que se refieran a hechos de los que dependan los pronunciamientos sobre medidas que afecten a los hijos menores o incapacitados, de acuerdo con la legislación civil aplicable. Si el procedimiento fuere contencioso y se estime necesario de oficio o a petición del fiscal, partes o miembros del equipo técnico judicial o del propio menor, se oirá a los hijos menores o incapacitados si tuviesen suficiente juicio y, en todo caso, a los mayores de doce años.

En las exploraciones de menores en los procedimientos civiles se garantizará por el Juez que el menor pueda ser oído en condiciones idóneas para la salvaguarda de sus intereses, sin interferencias de otras personas y, recabando excepcionalmente el auxilio de especialistas cuando ello sea necesario.

5.ª En cualquier momento del proceso, concurriendo los requisitos señalados en el artículo 777, las partes podrán solicitar que continúe el procedimiento por los trámites que se establecen en dicho artículo.

6.ª En los procesos que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados en nombre de los hijos menores, para la adopción de las medidas cautelares que sean adecuadas a dichos procesos se seguirán los trámites establecidos en esta Ley para la adopción de medidas previas, simultáneas o definitivas en los procesos de nulidad, separación o divorcio.

7.ª Las partes de común acuerdo podrán solicitar la suspensión del proceso de conformidad con lo previsto en el artículo 19.4 de esta Ley, para someterse a mediación.

Procedimiento de divorcio y separación matrimonial:

Los procedimientos de derecho de familia se tramitan por la vía de procedimiento verbal.

Normalmente en el procedimiento de juicio verbal no existe trámite de contestación a la demanda por parte de la parte demandada.

En cambio, en los procedimientos de divorcio y separación sí existe trámite de contestación a la demanda de la parte demandada.

Eso supone que exista mayor seguridad jurídica y se eviten situaciones de indefensión derivadas de la incertidumbre de los argumentos alegados por la parte demandada.

Documentos que se deben de acompañar con la demanda:

Se indica que se deben de acompañar el certificado literal de matrimonio, lo que es lógico y necesario pues en definitiva para poder disolver el matrimonio lo primero es acreditar su previa existencia.

Además aquellos documentos accesorios que sean necesarios para acreditar el sostenimiento de cada uno de los hechos controvertidos solicitados.

  • Por ejemplo, en materia paternofilial, de existir hijos se deberá de aportar el certificado literal de su nacimiento.
  • Por ejemplo, en materia de propiedades, para solicitar el uso del domicilio de un inmueble, en primer lugar se deberá de acreditar el derecho respecto del mismo: Nota Simple, contrato de alquiler… etc.
  • Por ejemplo, en materia de prestaciones económicas, habrá que acreditar la situación económica de las partes: Ingresos, nóminas, declaraciones de la renta… etc.

Reconvención, ¿Qué es?.

La reconvención es la contestación de la parte demandada que va más allá de la mera oposición a la demanda sino que además pide algo más, supone formular una demanda a la parte demandada que será tramitada en el mismo procedimiento de manera conjunta.

En este caso la parte demandante tendrá la calificación de parte demandante en su demanda inicial y evidentemente la parte demandada, de demandada.

Pero respecto de la demanda reconvencional la parte demandante será la parte demandada del proceso inicial y la parte demandada la demandante del proceso inicial.

El conocimiento, enjuiciamiento y resolución de la causa se hará de manera conjunta.

Es muy típico cuando el cónyuge demandante plantea una separación y la demandada no sólo contesta a la demanda de separación sino que solicita el divorcio mediante demanda reconvencional.

Asistencia de los esposos al juicio:

Ambos cónyuges deberán de comparecer personalmente el acto de la vista. De no hacerlo sin justificarlo supondrá la continuidad de procedimiento sin asistencia del cónyuge que no acuda a la comparecencia.

Ello supondrá que se puedan dar por admitidos los alegatos de contrario, todo ello en consonancia del artículo 304 Lec.

Evidentemente también será necesaria la asistencia letrada.

Plazo para practicar pruebas:

Muchas de las pruebas de un procedimiento de separación o divorcio podrán recabarse sin demora:

  • Interrogatorio de los cónyuges.
  • Pruebas de testigos y peritos.
  • Averiguación patrimonial por medio del sistema informático del Juzagdo, el Punto Neutro Judicial.

En cambio hay otras que por desgracia en muchos partidos judiciales se retrasan de manera insufrible.

En cambio hay otras que no sólo no puede calcularse el tiempo de gestión, sino que será muy superior a 30 días como indica el precepto. Por ejemplo, una prueba pericial judicial psicosocial en algunos Juzgados puede tardar más de un año.

Pasar del juicio de divorcio contencioso al mutuo acuerdo:

Según dice el precepto la transformación del procedimiento por los trámites contrensiosos podrán reconducirse en cualquier momento del procedimiento.

¿Qué será necesario?.

Evidentemente el consentimiento y petición expresa de ambos cónyuges por medio de sus representaciones procesales.

Hijos no matrimoniales:

Los trámites serán aplicables para procedimientos de alimentos y medidas paternofiliales de hijos de progenitores entre los que no existe matrimonio.

Suspensión de juicio para mediación amistosa:

En cualquier momento de la tramitación se podrá suspender la continuidad del procedimiento en aras del entendimiento extrajudicial.

Se puede realizar en cualquier momento anterior a la notificación de la demanda por parte de la parte demandada con la mera petición de la parte demandante.

Desde el momento de la notificación de la demanda será necesaria la petición conjunta de ambas partes.

Se podrá solicitar la suspensión del procedimiento por un periodo de 60 días.

El Juzgado tiene la obligación de concederlo incluso en el acto del juicio siempre y cuanto así se ponga de manifiesto al comienzo de la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *